Xulio Ferreiro busca el apoyo en la puerta de casa

Copia de El Ideal Gallego-2015-05-17-007-5df0fd6e
|

El vermú en familia. Fue el plan de Xulio Ferreiro para contraprogramar los actos electorales de sus rivales. El candidato de Marea Atlántica buscó el calor de sus vecinos a escasos metros de la puerta de casa, en A Gaiteira.
A ellos les pidió que hablen del proyecto de la formación a los que tengan alrededor para conseguir una nueva política. Una en la que “cada barrio sexa o centro”. Se lo pidió en un evento más social que electoral, en el que se repartieron abrazos y saludos como en una reunión de amigos.
También con este espíritu, mientras llegaban los más puntuales otros se remangaban la camisa para conectar los altavoces, sacar los panfletos y colocar los carteles. Que si no hay otra forma, se sujetan con un cinturón.
Entre vasos, tapas y carritos de niños, Ferreiro animó a votar el día 24, porque “forza somos todos”. La demostración: el grito de guerra que sonó al unísono, “hai marea!”.
Por la tarde, tras participar en el roteiro cultural organizado con motivo del Día das Letras Galegas, llamó a “substituír os trebellos que xa non serven e imaxinar un novo discurso para a lingua e a cultura galegas do século XXI”.
“Perténcenlle á xente e non imos deixar que ninguén as desprece ou as privatice”, sentenció.

Xulio Ferreiro busca el apoyo en la puerta de casa