Sánchez traslada al rey un proyecto de renovación nacional que recoge diez compromisos

|

El líder del PSOE, Pedro Sánchez, trasladó ayer al rey su “disposición a fortalecer el Estado” y una propuesta de “proyecto de renovación nacional” basada en diez compromisos, entre ellos, reformar la Constitución y reconocer la plurinacionalidad.
En un rueda de prensa en la sede de Ferraz después de la audiencia de casi dos horas en el Palacio de la Zarzuela, Sánchez confesó que vio “preocupado” al rey por Cataluña y le explicó su defensa del “reconocimiento de la identidad nacional” de algunas regiones, bajo la premisa de que “solo hay una soberanía”.
El líder socialista señaló que el encuentro con don Felipe fue “cordial” y de “reencuentro” después de meses del proceso de primarias en el PSOE. Sánchez le trasladó el objetivo de su partido de “hacer una oposición de Estado” frente a las políticas del Gobierno de Mariano Rajoy.

Defensa del Estado
“Vamos a defender al Estado del Gobierno de España, que captura las instituciones, que intentar patrimonializar e instrumentalizar las instituciones de todos los españoles para sus propios fines, y a defender el Estado del bienestar, que está siendo atacado por las políticas públicas planteadas por el actual Gobierno”, explicó el líder socialista.
Se trata, detalló Sánchez a Felipe VI, de llevar a cabo “un proyecto de renovación nacional” para “fortalecer el Estado” a partir de un decálogo de compromisos.
El secretario general del PSOE no desveló si el rey estaría a favor de la reforma de la Carta Magna: “No entraré en esto. Es un ámbito privado que tengo que tener con el jefe del Estado, y ahí se queda”.
Sobre si la actualización del marco constitucional debería avanzar hacia la instauración de la República, Sánchez aseguró que no es un asunto que haya tratado con don Felipe, si bien se mostró partidario de defender los valores republicanos, como se acordó en el último congreso federal del PSOE.
“Nuestro partido tiene un alma republicana que no vamos a renunciar a ella. Eso tiene mucho que ver con el debate de valores, de principios y de políticas”, dijo.
Además de la modificación de la Constitución, Sánchez defendió ante el rey el compromiso de desarrollar una regeneración democrática, basada en la lucha contra la corrupción, la mejora de la calidad democrática, el reforzamiento del Parlamento y una nueva ley electoral.
Otros compromisos que el líder socialista expuso al rey pasan por una reforma fiscal, la defensa de la estabilidad presupuestaria y el control del déficit y la reindustrialización; la transformación digital. El decálogo del PSOE plantea igualmente la derogación de la reforma laboral o garantizar el futuro de las pensiones. l

Sánchez traslada al rey un proyecto de renovación nacional que recoge diez compromisos