Cuatro municipios gallegos reclaman en el Supremo que la Iglesia pague el IBI

El alcalde de Amoeiro (Ourense), Rafael Villarino, acompañado por la diputada Laura Seara (PSOE) habla con los periodistas tras presentar hoy un recurso de casación en el Tribunal Supremo para que el ayuntamiento le pueda cobrar el IBI a la
|

Cuatro municipios gallegos han presentado hoy un recurso de casación ante el Tribunal Supremo en el que reclaman a la Iglesia Católica el pago del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) por las fincas que posee en dichas localidades.

Se trata de los municipios ourensanos de Amoeiro y Coles -gobernados por el PSOE- y los de A Peroxa y Vilamarín -con alcaldes del PP-, que forman la Mancomunidad de Concellos de Santa Águeda y que en mayo pasado pidieron a la diócesis de Ourense el pago de este impuesto correspondiente a 2010 y 2011.

Dicha petición ya fue rechazada en noviembre de 2012 por el juzgado contencioso administrativo número 1 de Ourense.

El alcalde de Amoeiro, Rafael Rodríguez Villarino (PSOE), ha presentado hoy el recurso en nombre de todos ellos ante el Tribunal Supremo con el fin de "sentar jurisprudencia" y "que se haga justicia", ha declarado a los periodistas a su salida de la sede judicial.

"Estamos hablando de que de las 100.000 propiedades que tiene la Iglesia en España, 95.000 estarían como en este caso, dentro del pago del IBI", ha afirmado el alcalde, que calcula que este impuesto supondría unos 1.500 euros anuales en su municipio y entre 2.000 y 2.500 millones de euros a nivel nacional.

El edil ha explicado que su objetivo y el de los otros tres municipios es "que se siente jurisprudencia", para evitar que se repitan las sentencias "contradictorias" que diversos juzgados han emitido en casos como el suyo.

Junto a él, la diputada socialista por Ourense Laura Seara ha hecho hincapié en que una institución "tan importante como la Iglesia" debe dar ejemplo.

"Sólo pedimos que la Iglesia, en estos ayuntamientos, en todos los ayuntamientos de este país, sea tratada por igual que los ciudadanos", ha concluido.

En el recurso presentado hoy se justifica la reclamación de los cuatro ayuntamientos ourensanos en la "coyuntura económica" actual, en la que apenas ingresan dinero por obras, lo que se ve agravado a su juicio por no poder contar "con los recursos que debería aportar la Iglesia Católica".

A finales de enero, el otro juzgado de lo contencioso-administrativo de Ourense -el número 2- dio luz verde al recurso presentado por el Ayuntamiento de Allariz para el cobro del IBI a la Iglesia por varios bienes urbanos.

Cuatro municipios gallegos reclaman en el Supremo que la Iglesia pague el IBI