El Parlament aprueba la investidura a distancia y el Gobierno la recurre

Un momento del debate de ayer en el Parlament catalán | toni albir (efe)
|

El Parlament catalán aprobó ayer la reforma de la Ley de la Presidencia de la Generalitat, pensada para poder investir a distancia a Carles Puigdemont, aunque el Gobierno del Estado ya ha iniciado los trámites para presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional.

La reforma, aprobada por el procedimiento de lectura única pese a que el Consejo de Garantías Estatutarias lo desaconsejaba, habilita al Parlament a investir al presidente de la Generalitat por vía telemática.
La modificación de la ley ha contado con el apoyo de la mayoría de JxCat, ERC y la CUP –un total de 70 votos, incluidos los delegados del propio Puigdemont, Antoni Comín y los diputados en prisión–, mientras que se han opuesto los 64 parlamentarios de Ciudadanos, PSC-Units, Catalunya en Comú-Podem y PPC.
El texto plantea que se puedan hacer debates de investidura del presidente de la Generalitat sin que el candidato esté presente en el hemiciclo, con una autorización previa del pleno por mayoría absoluta, algo que no avaló el Consejo de Garantías Estatutarias, aunque su informe no es vinculante.

Mayoría
JxCat, ERC y CUP hicieron valer su mayoría absoluta para validar, en una votación previa, la tramitación por la lectura única de esta reforma. La modificación de la Ley de la Presidencia serviría para investir a Puigdemont, aunque eso difícilmente ocurrirá antes de que expire el plazo límite del 22 de mayo, por lo que JxCat no descarta elegir de momento un presidente “provisional”.

De hecho, la investidura a distancia que plantea la ley es una vía que puede tener poco recorrido, ya que el Gobierno tiene previsto recurrir la reforma al Constitucional, por lo que quedará suspendida cuando sea admitido a trámite el recurso.

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, informó que el Ejecutivo ha decidido solicitar el informe preceptivo al Consejo de Estado, con lo que se inician los trámites para recurrir la Ley de la Presidencia.
La petición del Gobierno tiene carácter de urgencia y será estudiada ahora por la Sección Primera del Consejo de Estado, que preside Landelino Lavilla.

Tras el informe de esta sección, el dictamen deberá ser aprobado por la Comisión permanente, que, según fuentes del máximo órgano consultivo del Ejecutivo, se reunirá el próximo lunes antes de remitir su opinión sobre la ley al Ejecutivo.


Méndez de Vigo considera que sería bueno que el Parlament no diera pasos que están “abocados al fracaso desde el principio” y recordó al presidente de esta cámara, Roger Torrent, y a los miembros de la Mesa que ya han sido advertidos por el Tribunal Constitucional de las “ilegalidades en las que pueden incurrir”.

El Parlament aprueba la investidura a distancia y el Gobierno la recurre