Los comerciantes dan casi por cerrada una campaña de rebajas muy negativa

Muchos establecimientos anuncian ya porcentajes más altos o avisan de que son los últimos días de ofertas | quintana
|

Las rebajas de verano se dan casi por concluidas por el propio sector comercial con unos balances que no son todo lo positivos que les habría gustado. La temporada se adelantó más que otros años pero aún así no ha sido fácil levantar las ventas, entre otras cosas por la meteorología adversa pero también porque, en opinión de los empresarios, la recuperación económica no ha llegado a las casas de todos los vecinos.
En estos últimos días, tanto las grandes cadenas como algunas tiendas pequeñas han ido retirando de sus escaparates los anuncios de ofertas y otras ya muestran porcentajes de descuento más elevados, avisan de que solo quedan artículos seleccionados “en el interior” o advierten a los potenciales consumidores de que son los “últimos días” para hacerse con alguna ganga. Con el balance casi hecho porque no hay demasiadas esperanzas en estos momentos la presidenta de la Asociación de Comerciantes Distrito Picasso, Belén Chaver, afirma que este año las rebajas han ido “fatal”. 
“Hay una situación complicadísima, la situación que tienen los que venden moda o calzado es francamente mala”, reconoce. Su homólogo en la Asociación de Comerciantes Agra-Barcelona, José Manuel Castro, asegura que aún hay quien tiene previsto estirar un poco más la época de descuentos porque “el verano aún está llegando ahora y hay que procurar sacar los artículos aunque sea en las segundas o terceras rebajas o con el cartel de últimos precios”. 

Una previa en negativo
Los representantes de dos de las zonas de mayor afluencia de compradores de la ciudad –además de los centros comerciales– entienden que ya mayo y junio fueron meses negativos por la meteorología y que julio tampoco resultó mejor para dar salida a una mercancía que pasa de moda bastante pronto. 
En distintas tiendas ya convive en pocos percheros y estanterías con una mayoría de stock nuevo. “Algunos llegaron a lo del año pasado o les falta poco pero eso no significa que sus cuentas hayan mejorado porque el año pasado a lo mejor vendieron más antes”, incide Castro, que recuerda que para hacer descuentos los que reducen su margen son únicamente los comerciantes porque el precio de base está pagado y el IVA es el mismo respecto a eso.
Respecto a los motivos por los que ni en rebajas se vende, Chaver habla del tiempo pero también de que la anunciada recuperación “es un bluf y no hay dinero para todo”. “La gente quiere comprar porque entra y pregunta por los precios o mira la etiqueta pero ya ni prueba”, añade Castro preocupado por el poco consumo.

Los comerciantes dan casi por cerrada una campaña de rebajas muy negativa