El nuevo Código Penal iguala el castigo por el asesinato de un menor al de terrorismo

El ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón EFE/Javier Lizón
|

La reforma del Código Penal que comenzará su tramitación parlamentaria el próximo jueves, según precisó ayer el ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón, establecerá el máximo reproche penal para los asesinatos de menores de 16 años, con lo que equiparará su castigo al de los delitos de terrorismo.
Gallardón recalcó esta equiparación penal durante la inauguración del Foro de Encuentro Justicia e Infancia, en un acto en el que también participó la directora del departamento de Dignidad Humana y Género del Consejo de Europa, Elda Moreno.
Durante su intervención en el foro auspiciado por el Consejo de Europa, Justicia y Sanidad, además de por la Federación de Asociaciones para la Prevención del Maltrato Infantil, el ministro repasó las principales iniciativas legislativas del último año para proteger a la infancia.

respuesta
Entre ellas, destacó el nuevo Código Penal que, según señaló, deja claro que “no habrá una respuesta insuficiente para aquellos delitos cometidos contra los menores”.
Así, según explicó, se eleva la edad de consentimiento sexual con carácter general a los 16 años, se tipifica como delito hacer presenciar a un menor de edad actos de naturaleza sexual y se mejora el tratamiento penal de los delitos de explotación de esta índole. Para ello se incluyen nuevas herramientas para luchar contra la pornografía infantil, explotar a un menor para que cometa actos delictivos o detenerlo ilegalmente o secuestrarlo tendrá, además, una respuesta penal más severa que en los anteriores códigos penales.
Y el asesinato de un menor de 16 años pasará a ser castigado con la máxima pena prevista, de tal forma, comentó el ministro, que “se iguala el reproche penal a matar a un menor de 16 años a los que tienen los delitos de terrorismo y contra cualquier tipo de situación que pueda significar racismo”.
De esta forma, se establece el máximo reproche para los asesinatos de menores de 16 años, que pasan a ser castigado con prisión permanente revisable.
También Gallardón se refirió al decreto que reconoce el derecho de los menores víctimas de abusos o maltrato a recibir asistencia jurídica gratuita.

El nuevo Código Penal iguala el castigo por el asesinato de un menor al de terrorismo