Feijóo aspira a que todo el consumo eléctrico proceda de renovables

El jefe del Gobierno autonómico preside el acto inaugural de la jornada de presentación de la Estrategia Gallega de Cambio Climático | lavandeira jr (efe)
|

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, subrayó ayer que el cambio climático es “un hecho incontestable”, basado en “verdades científicas incontrovertidas”, y se marcó como horizonte de trabajo que el 100% de la electricidad consumida en Galicia proceda de fuentes renovables.


Lo dijo en la presentación de la Estrategia gallega de cambio climático y transición energética 2050, en la que también defendió la necesidad de reducir paulatinamente la dependencia de los combustibles fósiles para que en ese año nuestro modelo productivo esté “prácticamente libre” de las emisiones de gases de efecto invernadero.


En el camino para lograr ambos objetivos, como recalcó Feijóo, Galicia lleva años dando pasos gracias a la “voluntad” social, al “compromiso” de las empresas y a las “inversiones” de la administración.


Hasta el punto de que, prosiguió, es la tercera comunidad que más redujo sus emisiones desde 1990 y las renovables suponen ya el 52,6% de la electricidad que se genera. Además, el consumo de energía primaria con renovables, según apuntó, alcanza el 20,7%, por encima del objetivo marcado para España en 2020.

Una obligación
Por tanto, desde el convencimiento de que luchar contra el cambio climático dejó de ser “una opción” para convertirse en “una obligación”, el máximo mandatario autonómico enfatizó en presencia de numerosos expertos en la materia que Galicia está dando pasos en este sentido y seguirá haciéndolo.


“Nos unimos a todos los pueblos del mundo que quieren seguir cambiando para seguir avanzando. La tierra nos llama y tenemos que responder”, enfatizó el presidente gallego, para quien esta jornada de trabajo es “el punto inicial del cambio”.

A merced de demagogos
Es por ello que prometió que su gobierno “hará suyo” el documento que salga de las distintas mesas de trabajo, para hacer frente a “una amenaza que no conoce fronteras”. Partidario de actuar en “mitigación, adaptación, formación y sensibilización”, lo que rechazó es un “ecologismo ilustrado” que no cuente con la “implicación” del pueblo y, por tanto, lo deje “a merced de demagogos, pseudocientíficos y localistas” que ven en la lucha contra el cambio climático “una rémora para el crecimiento” o “una desventaja frente a otros territorios”.


Así es que apeló a convertir esa lucha en “un modo de vivir” y tomó como referencia las palabras de Barack Obama sobre que esta es la primera generación que percibe las consecuencias del cambio climático y la última que puede hacer algo para cambiarlo.
“No podemos lavarnos las manos”, advirtió el jefe del Ejecutivo gallego, sin dejar de hacer hincapié en que el cambio climático “no es ciencia ficción ni una mera hipótesis”.

Feijóo aspira a que todo el consumo eléctrico proceda de renovables