Europa impone más restricciones contra una pandemia descontrolada

-FOTODELDIA- Manchester (Reino Unido), 23/10/2020.- Un viandante hace una foto a un mural que retrata a la enfermera del servicio de salud británico Melanie Senior, obra del artista Peter Barber a partir de una fotografía tomada por Johannah
|

Europa es el principal foco de difusión del coronavirus, lo que llevó a varios de sus países, como Francia, Portugal y el Reino Unido, a adoptar medidas extremas en forma de confinamientos, mientras las cifras de contagios y muertos no se detienen.

El “premier” británico, Boris Johnson, anunció la pasada noche un confinamiento nacional para Inglaterra de un mes de duración, desde el próximo jueves hasta el 2 de diciembre, a causa de los alarmantes datos de la pandemia.

Esta medida, que pone fin a la estrategia de restricciones locales por la que había apostado el Gobierno conservador británico, supondrá el cierre obligado de los comercios y negocios no esenciales, así como de toda la hostelería, aunque escuelas y universidades seguirán abiertas.

Más de un millón de casos

El anuncio de Johnson llegó el mismo día en que el Reino Unido superó el millón de casos confirmados en laboratorio desde que estalló la pandemia, con 21.915 nuevos positivos en las últimas horas que elevan el total a 1.011.660.

Y ayer el ministro de Gabinete, Michael Gove, aseguró que el Ejecutivo británico podría prolongar el confinamiento de un mes si los datos sobre la tasa de infección no mejoran El Gobierno británico se unió o así a otros, como el francés, el portugués, el austriaco y el irlandés, que han apostado por los confinamientos, aunque más leves que en marzo, para afrontar el aumento de contagios.

El confinamiento podría ser extendido”, pero “si bajamos la tasa de infección nacional, podríamos reducir las medidas tanto nacional como regionalmente”, señaló Gove en una entrevista en el canal “Sky News”.

El ministro defendió la decisión anunciada Johnson, pese a que el comité científico que asesora al Ejecutivo ya había advertido hace varias semanas de que era necesario un confinamiento “corto” para detener el crecimiento de los contagios.

“Con un virus tan maligno y con una capacidad de extenderse tan rápido, sería estúpido predecir con absoluta certeza lo que sucederá de aquí a cuatro semanas, cuando en las últimas dos semanas ha crecido su tasa”, agregó el responsable británico.

Récord de casos en Rusia

Por su parte, Rusia registró ayer un nuevo récord de contagios diarios de coronavirus, tras alcanzar la cifra de 18.665 casos detectados en 85 regiones del país, con lo que mantiene la tendencia al alza de nuevas infecciones.

Pese al gran repunte de la epidemia en las últimas semanas, en las que casi se triplicado los contagios diarios, las autoridades de Rusia no planean la adopción de medidas drásticas como el confinamiento o un toque de queda. l

Europa impone más restricciones contra una pandemia descontrolada