El Gobierno argentino guarda silencio sobre el futuro de YPF

|

Argentina no maneja un proyecto de ley de nacionalización de la petrolera YPF, controlada por la española Repsol, ha asegurado hoy el gobernador de la provincia de Jujuy, Eduardo Fellner, tras participar en una reunión de provincias petroleras con la presidenta, Cristina Fernández.

"Todo está en análisis, no hay ningún proyecto de ley para nacionalizar YPF", ha afirmado Fellner, que ha actuado como portavoz de la reunión que mantuvo hoy la presidenta con los gobernadores agrupados en la Organización Federal de Estados Productores de Hidrocarburos (OFHEPI), que reúne a las diez provincias petroleras argentinas.

El gobernador ha sostenido, según la agencia Noticias Argentinas, que el encuentro ha permitido "analizar en profundidad la reversión de las áreas" de YPF decretada por varias provincias argentinas.

La reunión se ha producido al término de una jornada marcada por la confusión sobre la situación de YPF y después de una reunión entre el presidente de Repsol, Antonio Brufau, y el ministro de Planificación, Julio de Vido, que concluyó sin avances.

Gobernadores de provincias petroleras habían adelantado en los últimos días que hoy podría anunciarse una propuesta gubernamental para el futuro de YPF.

Sin embargo, el Gobierno ha mantenido un absoluto silencio sobre el tema, pese a las versiones periodísticas que circularon sobre la existencia de un borrador de un proyecto de ley para que el Estado asuma el control de la gestión de la compañía.

Fuentes del Congreso argentino consultadas negaron el ingreso a las cámaras de Diputados y Senadores de un proyecto de ley sobre YPF.

El Gobierno de Cristina Fernández acusa a YPF de una caída en la producción de hidrocarburos por falta de inversión, mientras la petrolera sostiene que el pasado año batió récord de inversiones y que en 2012 prevé invertir 15.000 millones de pesos (unos 3.500 millones de dólares).

En las últimas semanas, la petrolera ha perdido una quincena de licencias para explorar diversas áreas en seis de las diez provincias petroleras del país.

El Gobierno argentino guarda silencio sobre el futuro de YPF