Consenso sobre el Eidus después del cambio de actitud del Gobierno local

El pleno guardó cuatro minutos de silencio por las últimas víctimas de violencia machista javier alborés
|

La estrategia Eidus elaborada por el Gobierno local con las aportaciones de la oposición contó con el apoyo unánime de todas las fuerzas para respaldar un proyecto con el que obtener fondos europeos para llevar a cabo inversiones en la ciudad en los próximos años.
A pesar del voto favorable de todos los partidos, los de la oposición dejaron claro que no era un documento ideal o por lo menos mucho mejor como se podría haber hecho si desde un inicio todos los grupos hubiesen trabajado conjuntamente.
“No lo hacemos porque nos entusiasme ni nos ilusione, pero consideramos importante que cuente con el apoyo del pleno”, aseguró el popular Martín Fernández Prado sobre el apoyo del PP.
El edil destacó que después de “una mala primera tramitación de los fondos que ya están perdidos, ahora va a ser complicado porque solo hay 35 millones”.
Fernández Prado recordó que el documento inicial, que fue considerado como insuficiente, era una “propuesta mucho más ideológica que la de esta ocasión”. Esta fuerte carga está considerada como una de las principales causas del fiasco de hace unos meses.

plan para la ciudad
El socialista José Manuel García lamentó en un primer momento que tuviesen que presentar “hasta tres mociones instando a un replanteamiento del método de trabajo”, pero también reconoció que finalmente se consiguiese un “planteamiento de ciudad”.
Eso sí, indicó que desde el Gobierno municipal “falta dinamismo para poner iniciativas en marcha” y añadió que “no podemos dormirnos en los laureles”. Además, el edil enumeró los cinco principales problemas recogidos en el proyecto: transformar la economía a una basada en el conocimiento, la segunda capital de provincia más pequeña en cuanto a superficie, alta contaminación, envejecimiento de la población y la exclusión social.
Por su parte, la portavoz del Bloque Nacionalista Galego, Avia Veira, explicó que la comisión que se creó tras el primer fracaso funcionó como lo tenía que haber hecho “dende o principio” y destacó que en la propuesta aprobada ayer se identificaban problemas como la falta de espacios públicos o la movilidad.
El BNG propuso para este plan que “se estudasen as posibilidades de transporte en diversos medios de transporte” como autobús, barco o tren de cercanías.
Mientras, Xiao Varela aseguró que se encontraron con un proyecto ya casi cerrado cuando llegaron al poder hace un año y medio, un documento que se topó con la negativa del Ministerio de Hacienda en el reparto de fondos.
El concejal de Regeneración Urbana añadió que “cando hai vontade de todas as partes, somos capaces de entendernos”, lo que destaca después de que el Ayuntamiento rechazase la colaboración del resto de formaciones hasta que se conoció el mal resultado de la primera convocatoria y después de que desde la oposición se presentasen varias mociones para crear una comisión respecto a este asunto.

Consenso sobre el Eidus después del cambio de actitud del Gobierno local