La Guardia Civil custodia los accesos a Meirás a la espera del inventariar su contenido

Los agentes vigilan las entradas y salidas del inmueble ubicado en Sada | J. Alborés
|

La Guardia Civil custodia Meirás. Varios agentes supervisan las entradas y salidas al inmueble, a la espera del inicio del inventario ordenado por el Juzgado de Primera Instancia 1 de A Coruña, tras una solicitud de la Abogacía del Estado, previsto para hoy a partir de las 10.30.

El dispositivo de vigilancia para garantizar el cumplimiento de la resolución se estableció a comienzos de esta semana a petición de la magistrada, pero se dispuso días antes, según informó la Delegación del Gobierno, tras la intención expresada por los Franco de “vaciar” Meirás.

La jueza acordó, a instancias de la Administración General del Estado, la realización de un inventario del contenido, tanto en el interior como en el exterior del inmueble, que perteneció a la escritora Emilia Pardo Bazán.

Mientras que no acabe esta actuación o el Juzgado de A Coruña  no lo autorice expresamente, los herederos del dictador no puede trasladar o retirar ningún tipo de bien de la finca de Sada, El inventario, que se elaborará con la colaboración de los técnicos de la Consellería de Cultura de la Xunta, comenzará esta mañanacon supervisión de la comitiva judicial, a las 10.30.

Por otra parte, el portavoz del BNG, Néstor Rego, instó al Gobierno de Pedro Sánchez a destinar “los medios humanos y materiales necesarios para vigilar el cumplimiento de la medida cautelar impuesta”, de cara a asegurar “que no se sustraen bienes del interior del pazo antes de la realización del inventario que catalogue los bienes que contiene”, señaló Rego. “Y evitar que la familia Franco –añadió– retire sin control objetos que ellos consideran de su propiedad, pero que pertenecen al pueblo gallego”, cita aludiendo al hecho de que en Meirás esté parte de la biblioteca de la escritora Emilia Pardo Bazán o las estatutas de Isaac y Abraham del Pórtico de la Gloria.

 

BIC
Respecto a la Biblioteca de Pardo Bazán, el conselleiro de Cultura y Educación, Román Rodríguez, adelantó que la Xunta cuenta con tener incoado a principios de la próxima semana el expediente para su declaración como Ben de Interese Cultural (BIC).

El representante autonómico indicó que, de esta manera, a partir de ese momento, cualquier tipo de modificación y traslado de los volúmenes y obras tendrá “que ser autorizado por la Xunta”, lo que le permitirá ofrecer una protección desde la administración pública a los ejemplares que todavía se encuentran en Meirás.

Esta es una de las acciones que se están impulsando desde distintas instancias para preservar el patrimonio del pazo, antes de que el próximo 10 de diciembre se ejecute provisionalmente la sentencia que declara que es público y los nietos de Francisco Franco procedan a su entrega voluntaria a la Administración del Estado.

Rodríguez instó a esperar que se evalúe el contenido antes de extender esta declaración BIC a otros elementos, como pedía el Ayuntamiento de Sada. “Tiene que tener un sentido jurídico, histórico y de protección patrimonial”, dijo el titular de Cultura.

La Guardia Civil custodia los accesos a Meirás a la espera del inventariar su contenido