Desciende la incidencia del virus en A Coruña, pero aumentan en Culleredo

Evolución de casos de Covid-19 en el área sanitaria coruñesa desde el 4 de marzo
|

Los casos activos detectados en los últimos catorce días en la ciudad de A Coruña descendían en la jornada de ayer, según los datos proporcionados diariamente por el Servizo Galego de Saúde (Sergas), pero aumentaban ligeramente en otros municipios del cinturón metropolitano, como Culleredo (que pasan de 25 a 31).

Además, los casos a catorce días se estancan en Oleiros (con 22) y aumentan hasta 17 en Carral, cuya incidencia acumulada supera ya los 250 casos, la peor situación del área sanitaria de A Coruña junto a Aranga, municipio sobre el que la Consellería de Sanidade pondrá especial atención en los próximos días.

En el total del área de A Coruña y Cee, los casos activos descendían ayer por segundo día consecutivo, situándose en 866, 16 menos de los que se registraban en la jornada anterior.

Estos positivos descienden, pero la presión hospitalaria aumenta ligeramente hasta los 78 pacientes, cuatro más que el lunes. Del total, 67 se encuentran en el Chuac, catorce de ellos en la UCI y 53 en planta.

El resto se encuentran en el Modelo (uno en UCI y cuatro en planta), en el Quirón (uno en planta) y en el Virxe da Xunqueira de Cee (cinco en planta).

Navidad

Tras la reunión del comité clínico el pasado lunes, ayer la Consellería de Sanidade daba cuenta de lo abordado en la reunión, entre lo que destacaron la buena evolución de A Coruña, aunque las restricciones se mantienen por el momento intactas.

No obstante, desde hoy, y hasta las 23.00 horas del próximo día 25, el Gobierno autonómico permitirá salir del cierre perimetral por motivo de las reuniones familiares de Navidad, motivo que se suma a los ya existentes de necesidades laborales, médicas (acudir a citas sanitarias en otro municipio), así como para cubrir las necesidades escolares.

Responsabilidad

Por otro lado, la alcaldesa de A Coruña, Inés Rey, indicaba en la jornada de ayer que hay “mucho riesgo” en la relajación de restricciones durante la Navidad, después de que la Xunta anunciase que permitirá, aunque no lo aconseja, los desplazamientos por motivos familiares entre hoy y el 25 de diciembre en la zonas que tengan restringida la movilidad, como es el caso de A Coruña.

“Es un momento muy delicado, porque hay que conjugar la responsabilidad y la seguridad, con el deseo natural de las familias de estar juntas en estas fechas”, consideró la regidora tras conocer la medida del Ejecutivo gallego. Al igual que todas las grandes ciudades gallegas, menos Ourense, y otras localidades, A Coruña seguirá cerrada perimetralmente, menos los días señalados.

Rey pidió ser “muy cautelosos” y “cumplir a rajatabla” las restricciones. Así, demandó “evitar desplazamientos” y reuniones, en la medida de lo posible.

Desciende la incidencia del virus en A Coruña, pero aumentan en Culleredo