Termina un fin de semana negro con dos muertes por violencia machista

Un agente, en el escenario del crimen en Sevilla | José Manuel Vidal (efe)
|

Dos mujeres murieron este fin de semana en Sevilla y Salou (Tarragona) asesinadas presuntamente a manos de sus parejas o exparejas, que en ambos casos se entregaron la Policía y permanecen detenidos como sospechosos.


Estos dos últimos casos violencia machista elevan a 31 el número de mujeres asesinadas en lo que llevamos de año.


El primer asesinato del fin de semana se produjo el sábado sobre las seis de la tarde en la calle Solidaridad de la capital andaluza, cuando un hombre hirió con un arma blanca a su expareja y a una prima de esta, que fue quien llamó a los servicios de emergencia para alertar de la agresión.


La mujer quedó en estado crítico tras recibir varias puñaladas y falleció luego en el hospital, mientras que su prima sobrevivió al incidente y fue estabilizada en la vivienda donde se produjeron los hechos. El presunto asesino, de 53 años y que tenía una orden de alejamiento de la víctima, huyó del lugar en una bicicleta y, tras llegar a su casa en la barriada del Cerro del Águila, se entregó a las diez de la noche en una comisaría del barrio de Nervión.

Orden de alejamiento
Según fuentes de la investigación, la fallecida le denunció en su día por malos tratos, aunque no habría quebrantado su orden de alejamiento hasta ayer, cuando le asestó varias puñaladas tras esperar a que llegase a su casa.


A raíz de este nuevo asesinato de violencia machista, el Ayuntamiento de Sevilla acordó dos días de luto oficial y convocó una concentración hoy a mediodía en memoria de la víctima.


El segundo crimen de violencia machista registrado en menos de 24 horas se produjo en Salou, donde un hombre de 43 años se entregó a los Mossos d’Esquadra sobre las 08.00 horas de ayer para confesar que había matado a su pareja y abandonado el cadáver. El homicida confeso, de origen marroquí y vecino de Vila-seca, ha informado a los agentes de que el cuerpo de la mujer estaba dentro un coche que había dejado en la carretera T325 que une Salou con Cambrils.


Los Mossos acudieron al lugar y encontraron en el vehículo el cadáver de su pareja sentimental, una joven de 29 años de edad y nacionalidad española que presentaba varias heridas de arma blanca. El hombre ha quedado entonces detenido como presunto autor de un homicidio doloso.
Este fin de semana también se informó de otro incidente relacionado con la violencia machista en Las Palmas de Gran Canaria, donde un hombre de 66 años fue detenido acusado de maltratar durante años a su mujer, que no se había atrevido a denunciarle antes porque la amenazaba con matarla a tiros. Según informó ayer la Policía Nacional, el acusado, que había llegado a ponerle una escopeta en la sien a su víctima para atemorizarla ordenándole no salir de su casa, ubicada en una céntrica calle de la localidad, se enfrentó en estado de embriaguez a los agentes que acudieron a arrestarle y golpeó a uno de ellos en la cabeza.

Amenazas
Además, un hombre fue detenido en A Coruña por un delito de violencia de género. Los agentes de una patrulla de la Policía Local fueron interceptados en la madrugada del sábado, en la calle perpendicular a San Mateo, por un hombre que, visiblemente alterado, les explicó que había tenido que marcharse de su casa porque había discutido con su mujer.


El hombre comenzó a alterarse cuando intentaba arreglar la disputa con la mediación de la Policía y en un momento determinado les dijo a los agentes: “En cuanto os vayáis, la mato”. Acto seguido, fue rápidamente hacia la mujer y le propinó un empujón.

Termina un fin de semana negro con dos muertes por violencia machista