El PP pide una ley de igualdad con la que las grandes empresas realicen auditorías salariales

GRAF5840. ALGARROBO (MÁLAGA), 13/10/2018.- La temporada de mango en Andalucía tiene fechas muy ajustadas por la gran producción de tipo Osteen, el favorito de agricultores, que se recoge de septiembre a octubre, un calendario que podr
|

El PP pide al Gobierno que ponga en marcha una ley de igualdad que obligue a las grandes empresas a contar con planes de igualdad y a realizar auditorías salariales, dentro de una proposición que va a registrar esta semana en el Congreso. El PP quiere que las empresas de más de 250 trabajadores elaboren y apliquen planes de igualdad, previamente negociados con los representantes de los trabajadores, que además deberán ser revisados y actualizados periódicamente.

En estos planes de igualdad las empresas fijarán objetivos concretos a alcanzar, sistemas de seguimiento y estrategias y prácticas a adoptar para su consecución, entre ellas, medidas de “acción positiva”, como promover ascensos de trabajadores del sexo menos representado.

Deberán contemplar el acceso al empleo, la clasificación profesional, la promoción y formación, las retribuciones y brecha salarial, la prevención del acoso sexual y la ordenación del tiempo de trabajo para favorecer la conciliación laboral, familiar y personal, siempre en términos de igualdad entre hombres y mujeres.

En particular, estos planes de igualdad deberán establecer “medidas específicas” para que la asunción de responsabilidades familiares por parte de trabajadores (incluidos los directivos) no dé lugar a discriminación, sobre todo, en el acceso al empleo, retribuciones y promoción profesional. Para la consecución de estos objetivos, la ley contempla que estas grandes empresas hagan una auditoría salarial y depositen sus planes de igualdad ante las autoridades laborales, al tiempo que establece sanciones por infracciones leve, grave o muy grave en función del incumplimiento.

El PP pide una ley de igualdad con la que las grandes empresas realicen auditorías salariales