Las carreteras gallegas registran dos muertes en menos de cinco horas

Una chica de 20 años falleció el mes pasado en un accidente de tráfico en la carretera N-550 en Barro (Pontevedra) | aec
|

Un varón falleció en la mañana de ayer en un accidente ocurrido en la N-550 a su paso por Oroso (A Coruña), cuando el vehículo que conducía invadió el carril contrario y chocó frontalmente con un camión frigorífico. Además, un motorista murió en un accidente en el que su vehículo chocó contra un turismo en la N-120 a su paso por Larouco (Ourense).
Según indica la Guardia Civil en un comunicado, la víctima de Orosos se trata de un vecino de Santiago de 39 años de edad. El equipo de atestados e informes de la Benemérita inició la investigación del siniestro para determinar sus causas, instruyéndose diligencias para su remisión a la autoridad judicial. Según información facilitada por el 112 Galicia, el accidente ocurrió en torno a las 08.00 horas de la mañana. Un particular alertó al servicio de emergencias de Galicia de que se había producido un choque frontal en la N-550, a la altura del restaurante “Calviño”.
El mismo alertante advirtió que podría estar alguna persona atrapada en el interior de los vehículos, por lo que se transmitió el aviso al 061-Urxencias Sanitarias que, además de una UVI móvil, desplazó hasta el lugar en el que ocurrió el siniestro un helicóptero medicalizado.
Asimismo, se alertó a los Bomberos de Santiago y también se solicitó la colaboración de los efectivos de Protección Civil de Oroso. Por otro lado, tal y como informó el 112 sobre el accidente de Ourense, el aviso lo dio un particular sobre las 12.30 horas, de modo que se movilizó al 061, a los bomberos de Valdeorras y a Protección Civil de Larouco. Según la Consellería de Sanidade, los servicios de urgencias no pudieron hacer nada por salvar la vida del motorista, ya que ya había fallecido antes de que llegasen. l

Las carreteras gallegas registran dos muertes en menos de cinco horas