“A pesar da ley d’Hont, damos por feito que imos a estar no concello”

|

El Ideal Gallego-2011-05-11-007-db5f00e3

  MIGUEL PAMPÍN > A CORUÑA

  César Santiso llega tarde. “Así parezo máis importante”. Se sienta y comienza a hablar: “Mira, as miñas cores, verde e vermello”, comenta mirando a los dos únicos micrófonos que le escuchan y que acabarán exhaustos ante el torrente fonético del joven aspirante a alcalde.
Advierte a la “veciñanza” de que el petróleo se acaba, de que las mandarinas chinas y las manzanas chilenas nos van a salir caras dentro de nada, de que le va a hacer la pascua a las gestorías creando un “servizo integral de apoio ós emprendedores” que le resolverá el papeleo por la patilla al que monte un negocio.

Bancos > Santiso propone un banco de locales vacíos; propone un banco de tierra para fomentar “unha agricultura menos dependente do petróleo”, eso sí, con la colaboración de los municipios del área, “porque, aínda que queda algo, na cidade xa non hay agro”. Y propuesta a propuesta va sumando empleos: dos mil por un lado, mil por el otro...
Pide agua y se permite el lujo de respirar un instante. Del problema mundial del petróleo salta a la movilidad. Se atribuye haber situado el asunto en el foco del debate y soluciona la cuestión con “unha tarifa única progresiva”, una red de cuatro aparcamientos disuasorios gratuitos, el transporte metropolitano metido en el centro urbano y –que no falten– “os camiños de ferro”.
Ofrece a la “veciñanza” transparencia. “Os expedientes de obras, contratacións e servicios serán públicos nunha web para todos os empadronados”. Y despliega un catálogo de rebajas. A los cargos públicos y personal de confianza le recorta los sueldos en un 25%; a los grupos municipales y sus “fontaneiros”, el 50; el presupuesto de relaciones públicas y protocolo, el 75%, y al IMCE le mete un sachazo de la mitad. Nada de Shakiras ni Rolling Stones. “A veciñanza o que quere é pasar unbo rato. Daremos espazo ós artistas locales”. De “touradas” ya ni hablamos.
Con todo esto y algo más, César Santiso se ve ya sentado en María Pita. “Damos por feito que estaremos no concello a pesar do inxusto da ley d’Hont. Os datos cos que estamos traballando nos colocan con dous concelleiros”.
No da nombres, pero no se va sin dejarle un recado a Losada: “Un goberno municipal non pode estar metido en tantos fregados como está este”.


 

“A pesar da ley d’Hont, damos por feito que imos a estar no concello”