Diez de las veintiuna iniciativas de los presupuestos participativos de 2016 siguen sin implantarse

El Ideal Gallego-2018-03-05-017-f1fda984
|

Diez de las veintiuna iniciativas que fueron seleccionadas durante la primera edición de los presupuestos participativos todavía siguen sin estar hechas a pesar de que tenían que haberse convertido en realidad el año pasado.
Las dificultades de ejecución del Gobierno municipal también llegan hasta las propuestas realizadas por los ciudadanos, que ven como sus medidas tienen que esperar más tiempo del que deberían.
Entre la decena de iniciativas que todavía están pendientes de poder ser disfrutadas por los ciudadanos las hay de diversos tipos. Algunas están relacionadas con la tecnología y en este sentido los coruñeses continúan esperando para poder utilizar una app para teléfonos móviles para avisar de incidencias, otra en la que se indiquen negocios o lugares en los que los animales de compañía son bien recibidos y también la posibilidad de utilizar la tarjeta Millennium a través de los dispositivos electrónicos. 
Según el Ayuntamiento, las dos primeras están en la fase previa a poder utilizarse, mientras que la última de ellas todavía está en estudio. En este punto también está la creación de una plataforma de compra online y bicireparto en los mercados municipales y que la propia tarjeta Millennium se pueda gestionar online.
Un paso más adelante, en el de contratación, se encuentra la propuesta de poder llegar al polígono de Pocomaco a través del transporte público. En este sentido, el Gobierno local anunció que instalará estaciones de BiciCoruña para poder llegar en las bicicletas municipales a esta zona. Una iniciativa similar, y en el mismo punto, es la de ampliar el número de estaciones de este servicio en diversos barrios de la ciudad.
En trámites de contratación también se encuentra la iniciativa de crear parques caninos con el dinero que se recaude de las multas impuestas por no recoger los excrementos de los perros en las calles.
En la fase de ejecución, la anterior a que se inauguren las propuestas y que se puedan utilizar, se encuentran otras dos. Una de ellas es la recuperación integral del conjunto de los Jardines de Méndez Núñez. Esta propuesta buscaba que las zonas verdes, árboles y esculturas de este espacio fuesen devueltas a un buen estado, pero el elevado presupuesto que haría falta para ello provocó que la acción municipal se vaya a centrar solo en los bustos y homenajes. La otra iniciativa que está cerca de convertirse en realidad, según expone el Gobierno local, es la de mejorar el uso recreativo del parque de Bens y que supondrá la instalación de diversos elementos. 

Recientes
Estas son las diez propuestas que todavía no pueden disfrutar los ciudadanos, aunque de las once que ya están a su disposición hubo dos que fueron inauguradas este mismo año.
A este apartado pertenecen tanto la plantación de 111 ejemplares de árboles autóctonos en el parque de Eirís y en Monte das Moas como la instalación de 16 fuentes con bebederos inferiores para los perros, que se encuentran en diversas zonas verdes de la ciudad.
La decena de iniciativas que todavía están pendientes de ser un hecho suman un valor de 641.000 euros según los datos recogidos en la plataforma digital del programa de los presupuestos participativos.
Esto supone que más de la mitad de los fondos destinados a esta primera edición de las propuestas realizadas y seleccionadas por los ciudadanos están todavía pendientes de ejecutarse. Esta situación es un reflejo de lo sucedido en los dos últimos años con el presupuesto general de la ciudad, cuyas cifras de ejecución han sido motivo recurrente de críticas desde las formaciones de la oposición ya que consideran que no se alcanzaron los porcentajes en los que debería moverse la ciudad. l

Diez de las veintiuna iniciativas de los presupuestos participativos de 2016 siguen sin implantarse