El Puerto tendrá que incorporar otra grúa para finalizar el dique de Langosteira

|

El Ideal Gallego-2011-06-09-003-70440c8c

  c.r. > a coruña

 Tras la caída de la grúa más grande del Puerto Exterior –y del mundo dentro de su tipología– sobre el dique en el que se trabajaba colocando bloques de hormigón de gran tonelaje, la duda era si sería necesario encargar otra estructura similar para finalizar las obras que, si no hay retrasos, está previsto que concluyan en diciembre. La Autoridad Portuaria ya lo ha aclarado y se confirma que se necesitará otra Liebherr 11350 para poder acabar el espigón principal. Y es que este tipo de grúa es la única capaz, por su gran tamaño, de instalar bloques de 150 toneladas a 115 metros.
Según explica el Puerto a través de un comunicado, han comenzado las gestiones con las empresas implicadas en la obra para “a la mayor brevedad” incorporar la nueva maquinaria y “adoptar las medidas necesarias para mantener el programa de trabajo”. En este proceso participa tanto la adjudicataria del proyecto, la UTE Langosteira, como la compañía vasca Usabiaga, que se encarga de montar y manejar las grúas en Langosteira al disponer de un contrato subcontratado.
Mientras se mantienen estas conversaciones, se está procediendo a retirar los restos de la estructura desplomada el martes de madrugada. Aunque desde la empresa vasca, confiaban en finalizar ayer mismo los trabajos, el Puerto no contempló esta posibilidad y aclara que las labores se alargarán varios días debido a las dimensiones de la estructura.
Para retirar la máquina se está procediendo a desmontarla para que cada parte sea levantada por otra grúa modelo Liebherr que también opera en el Puerto Exterior, pero de menores dimensiones que la que quedó inoperativa. Según declaraciones del organismo portuario, en su momento ya se decidió mantener esta segunda grúa en la obra “para garantizar la conclusión de la misma ante cualquier siniestro o contratiempo que pudiera surgir”. Además, será esta estructura la que se utilizará para seguir trabajando en la colocación de bloques para la protección del rompeolas, una vez que se limpie el lugar del suceso y mientras no llega el nuevo encargo.

Retraso > Este proceso se podría alargar varias semanas o incluso meses, puesto que las diferentes partes tienen que venir en camiones y una vez se reúnan en Langosteira, montarlas e instalar los contrapesos para comenzar a operar. Prueba de ello es que las primeras piezas de la grúa sobre orugas más grande del mundo llegaron a la dársena de Arteixo el 4 de abril de 2008, pero no comenzó a funcionar hasta mayo.
Lo que parece descartado es que Inspección de Trabajo pueda llegar a paralizar la obra como en ocasiones anteriores al no producirse heridos.

Habitual > Pese a lo espectacular del accidente desde Grúas Usabiaga lo interpretan dentro de la normalidad. “Es algo bastante común”, afirman responsables de la empresa, y lo demuestran al declarar que, de las cinco grúas de este tipo que existen en el mundo, hace año y medio cayó otra en China. Los portavoces no concretan, en cambio, la causa de estos sucesos y descartan un posible golpe de viento. “No, son cuestiones técnicas y mecánicas”, aclaran.
Por su parte, la Autoridad Portuaria afirma que sigue abierta la investigación dirigida a determinar las causas de lo ocurrido. En cualquier caso, la entidad quiere resaltar que en la obra se cumple con la normativa de riesgos laborales. “Se verificará el cumplimiento escrupuloso de todas las medidas de seguridad”, aseguran. Pese a ello, y debido a los antecedentes de fallecimientos en esta obra, el comité de empresa trasladará un informe a Inspección de Trabajo, puesto que dispone de un mecanismo especial de comunicación con los trabajadores en este proyecto.


 

El Puerto tendrá que incorporar otra grúa para finalizar el dique de Langosteira