Los barones el PP fuerzan un cambio con sus futuras salidas del partido

-FOTODELDIA- GRA261. MADRID, 26/05/2015.- El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ocupa su escaño a su llegada al pleno del Senado que se celebra hoy en Madrid. EFE/Kiko Huesca
|

Los resultados electorales han llevado a varios barones del PP, como el valenciano Alberto Fabra, la aragonesa Luisa Fernanda Rudi y el balear José Ramón Bauzá, a empezar a plantearse su futuro y abrir el camino a la renovación o incluso a la “refundación”, como ha propuesto Esperanza Aguirre.
Mientras, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, habló con todos los barones para analizar los comicios y, según fuentes del Ejecutivo, prevé aplicar las medidas necesarias para intentar recuperar votos una vez que acabe el proceso de “digestión” de estos resultados.
Un día después de que la cúpula popular se reuniera en Madrid para hacer ese primer análisis tras la pérdida de mayorías absolutas en las comunidades y en numerosos ayuntamientos, y de que Rajoy anunciase que no prevé de momento cambios en el partido y el Ejecutivo, fueron varios los movimientos dados por dirigentes regionales.
A la hora de hablar de renovación interna, la más contundente ha sido Esperanza Aguirre. La presidenta del PP madrileño y candidata a la Alcaldía anunció que convocará un congreso extraordinario, una vez que se constituyan las instituciones tras estos comicios, con “cambios y reformas” en los que “no habrá límites”. “El PP necesita una refundación y me propongo llevarla a cabo en Madrid”, subrayó.  
También va a convocar un congreso regional extraordinario el presidente del PP balear, José Ramón Bauzá, quien anunció a la dirección del partido en la comunidad que no se presentará a la reelección en dicho cónclave.
En otros casos, los barones han anunciado también su marcha aunque siguiendo el calendario marcado y sin medidas extraordinarias.
Tanto el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra, como la de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, dejarán de liderar el PP en sus respectivas regiones cuando se celebren los congresos ordinarios regionales, previstos para el año que viene, una vez que se celebren las generales y el congreso nacional de los populares.
De cambios también habló el líder del PP andaluz, Juanma Moreno, y señaló que se modificarán “estilos, estrategias e incluso caras” si es necesario porque el partido ha “perdido frescura” y conexión con los ciudadanos.
No se sabe aún lo que hará la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, en el PP castellanomanchego. Por su parte, el presidente de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, fue menos claro e incluso sembró la duda sobre si será o no candidato en el debate de investidura. Eso sí, Herrera consideró que el PP debe apostar la renovación, también generacional, y pus sobre la mesa el nombre de una cara joven del PP cuya labor ha subrayado: el de Pablo Casado, portavoz del Comité de Campaña. “Le diría al presidente: mírate al espejo y respóndete a ti mismo” si debe ser candidato, señaló  Herrera sobre si Rajoy está legitimado o no para volver a prensentarse a la reelección.
Por su parte, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reconoció ayer las “dificultades” que ha tenido el PP en la jornada electoral del pasado domingo, pero ante las interpretaciones de la oposición sobre esos resultados, evidenció que su partido sigue siendo la primera fuerza política en apoyo ciudadano. Rajoy compareció por vez primera en el Parlamento tras los comicios del domingo acudiendo a la sesión de control al Gobierno en el pleno del Senado. Al entrar en el hemiciclo, el jefe del Ejecutivo fue recibido con aplausos de los senadores del PP que se cruzaron con abucheos provenientes de la bancada socialista.
Esa confrontación se extendió a la sesión en sí, ya que la portavoz del grupo socialista, María Chivite, al formular su pregunta sobre la desigualdad que cree que han provocado las políticas del Gobierno, aprovechó para lanzar una serie de andanadas contra Rajoy y contra el PP por los resultados del domingo.

Los barones el PP fuerzan un cambio con sus futuras salidas del partido