La Europol destapa una red de corrupción en el fútbol

el director de la europol, la organización de policía europea, en la rueda de prensa en holanda, en la que informó de una red internacional de corrupción en el fútbol efe
|

Europol, la organización de policía europea, informó ayer de que ha destapado una red de corrupción internacional en el fútbol profesional que entre 2009 y 2011 ha generado 8 millones de euros de beneficios y en la que están implicados más de 15 países en todo el mundo.

“En ninguno de los casos investigados ha habido manipulaciones en la Primera División, ni tampoco han estado implicados ni clubes, ni jugadores, ni árbitros españoles”, declaró el inspector de la Policía alemana, Friedhelm Althans, quien especificó que la única relación con España es que “en alguno de los casos, los partidos, se han jugado en territorio español”.

El director de Europol, Rob Wainwright, informó durante una conferencia de prensa en La Haya de que “se han identificado más de 380 encuentros del fútbol profesional en la que ha habido prácticas sospechosas de apuestas ilegales”, y que “esa amplia red criminal está controlada desde Asia”.

Entre esos encuentros “se ha probado que la práctica de apaños en los resultados en 150 casos, en los que las operaciones fueron dirigidas desde Singapur”, añadió uno de los investigadores que ha participado en las pesquisas.

Los casos de soborno o intento de soborno han afectado a partidos del Mundial, la fase eliminatoria de la Liga Europa, dos partidos de la Champions (uno jugado en Gran Bretaña) y “varios” encuentros de las ligas nacionales europeas, indicó el director de Europol.

Además, “otros 300 partidos sospechosos fueron jugados fuera de Europa, especialmente en África y Latinoamérica”, indicó Wainwright, sin especificar los países a causa de que algunas de las investigaciones siguen su curso. El jefe de la Policía alemana, el inspector Althans, especificó en este sentido que “están bajo sospecha dos partidos clasificatorios del (Campeonato) Mundial jugados en África y uno jugado en Centroamérica”.

En las prácticas ilegales descubiertas han estado implicados desde integrantes de los clubes de fútbol hasta jugadores o árbitros, habiéndose identificado a un total de 425 personas.

Junto con la cúpula asiática, la organización criminal está compuesta por “mediadores europeos” y se han identificado además conexiones rusas.

Además de las 28 órdenes de detención en curso, se han producido hasta el momento 50 detenciones, 14 de ellas en Alemania, donde los detenidos ya han sido sentenciadas a un total de 39 años de prisión, según las fuentes. Además de Alemania, otros países implicados son Austria, Eslovenia, Gran Bretaña, Hungría, Holanda y Turquía.

“Hemos realizado la más grande de las investigaciones sobre arreglos sospechosos en el fútbol”, dijo el director de Europol en rueda de prensa.

La Europol destapa una red de corrupción en el fútbol