Oleiros acusa al Gobierno de impedirle crecer a pesar del superávit financiero

Las obras de mejora de la sede de los plenos suponen una inversión de más de 62.000 euros
|

El Ayuntamiento de Oleiros acusa al Gobierno, que preside Mariano Rajoy, de impedirle crecer a pesar de que cuenta con superávit financiero.
El alcalde, Ángel García Seoane, arremetió ayer contra el Ejecutivo central y especialmente se centró en la figura del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, para denunciar la política que está llevando a cabo para luchar contra el déficit presupuestario.
El regidor considera erróneas esas decisiones económicas porque, según él, castigan también a los ayuntamientos que disponen de efectivo monetario y les impide realizar inversiones en infraestructuras muy necesarias.
García Seoane efectuó estas declaraciones pocas horas antes de que la corporación diese luz verde al presupuesto para el presente ejercicio.
Un presupuesto que, sin embargo, no entrará en vigor hasta el próximo mes de marzo por lo que no se podrán realizar inversiones vinculadas a él hasta su aprobación definitiva.

más de 27 millones
El documento financiero aprobado asciende hasta la cantidad de 27,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 4,44% con respecto al de 2016.
Según fuentes municipales, en el capítulo de gastos destaca el incremento del 14,13% en inversiones reales. Está previsto destinar 5,3 millones al mantenimiento del patrimonio municipal y a garantizar el normal funcionamiento de los servicios.
Asimismo se contempla la realización de un gran número de obras con las que se pretende favorecer el ahorro de gasto corriente o generar, directa o indirectamente, nuevos ingresos a través de la reactivación de la economía local. Entre otras inversiones, se destinarán 261.000 euros a obras de urbanización, 1,6 millones a mantenimiento y mejora de calles y aceras y 912.000 a la conservación del patrimonio.
Los gastos de personal experimentan un ligero incremento del 1,3%. En cambio, se reducen los gastos financieros, en un 30%, y los pasivos, en un 74%. En cuanto a los ingresos casi no existen variaciones significativas en relación a 2016.

Oleiros acusa al Gobierno de impedirle crecer a pesar del superávit financiero