Premian el trabajo de un coruñés sobre el tratamiento del asma con células madre

|

El Ideal Gallego-2011-06-24-017-bcfa9d04

Luis mariñas pardo investigador del Inibic

El científico del Inibic, Luis Mariñas Pardo, acaba de ser premiado por una investigación para el tratamiento del asma. Ha utilizado ratones a los que les ha producido un asma crónico grave y a los que ha tratado con células madre con buenos resultados.

Reportaje de h.h.

Luis Mariñas, investigador del Instituto de Investigación Biomédica (Inibic), acaba de recibir el premio a la mejor Comunicación en el Congreso Nacional de Neumología y Cirugía Torácica. Actualmente está realizando una rotación en Madrid, en la Universidad Carlos III, donde continua con sus estudios sobre células madre y su aplicación a la asistencia clínica. Mariñas presentó una comunicación titulada “El papel de las células madre mesenquimales en un modelo murino de asma”.
A pesar de la complejidad del nombre de la investigación premiada en Oviedo, Mariñas aclara que se trata de un trabajo en equipo en el que han tratado de combatir el asma grave. Para ello se han servido de un grupo de pequeños roedores a los que les han producido un asma crónico grave.
Después, cuando los roedores presentaban síntomas de la enfermedad los trataron con unas célula madre obtenidas de la grasa que los anímales acumulaban en el estómago y que según el científico, “es similar a la que tenemos los humanos en la misma región abdominal”. Con el tiempo, el grupo de investigación en el que se encuentra Mariñas, observó que los roedores mejoraron notablemente y la inflamación de los pulmones, que dificultaba su respiración, se reducía a medida que avanzaban las horas.

Antiinflamatorio > “Se trata de un efecto antiinflamatorio potente, aunque todavía no sabemos muy bien porqué. Lo que si creemos es que estas células madre saben que tipo de moléculas deben enviar a los pulmones. Detectan la inflación y tienen la información necesaria para desarrollar este sistema”, explica Mariñas.
Según el científico, la terapia celular ya se aplica en otras enfermedades e incluso existen ensayos clínicos en la enfermedad respiratoria EPOC. Asegura que todavía es muy pronto para llevar este adelanto a la praxis clínica. Calcula que en cuatro o cinco años la Agencia Española del Medicamento podría dar su visto bueno a un estudio en humanos, aunque señala que todo dependerá del éxito que tenga el desarrollo de esta investigación. “En todo caso este estudio está destinado a asmas de tipo muy grave”, añade.
Además, recuerda que la comunicación premiada se ha llevado a cabo conjuntamente entre cinco investigadores del Inibic que se han desplazado temporalmente a dos centros del territorio como el Instituto de Salud Carlos III y el Hospital Creu y Sant Pau de Barcelona.

Premian el trabajo de un coruñés sobre el tratamiento del asma con células madre