La adquisición de nueva maquinaria será uno de los ejes para la mejora de la limpieza viaria

El servicio de limpieza viaria es el encargado de retirar la arena que los temporales llevan al Paseo Marítimo | quintana
|

La renovación de la maquinaria será una de los ejes principales del nuevo contrato de limpieza viaria, cuya adjudicación fue aprobada ayer por la junta de gobierno, y que en las próximas semanas conllevará una mejora en este servicio, que se prestaba sin convenio vigente desde julio de 2018.

“Os traballadores demandaban que os vehículos estiveran en mellores condicións das que estaban. Había barredoras que non funcionaban ben, ás veces nas costas moi empinadas se quedaban, situacións que non eran alarmantes pero si preocupantes”, explicó la alcaldesa, Inés Rey, quien considera que con la renovación de las máquinas “non só se prestará un mellor servizo, senón que se prestará en condicións óptimas de seguridade para os traballadores”.

En total, la adjudicataria de este millonario servicio deberá adquirir 170 nuevas máquinas que van desde barredoras a remolques e incluso un tractor. Todos ellos revertirán en el Ayuntamiento una vez que finalice el contrato dentro de ocho años.

Debido a la naturaleza de este servicio, la unión temporal de empresas que se encargará de la limpieza viaria deberá utilizar 79 nuevos carros portacubos, que son los que utilizan los barrenderos habitualmente. Son los más numerosos, pero también uno de los pocos que no estarán motorizados. La ciudad contará con seis nuevas máquinas barredoras, cuatro para aceras y dos para calzadas, cuando el nuevo contrato entre en vigor.

79 CARROS
portacubos nuevos deberá adquirir la adjudicataria de este servicio, a los que se unirán nueve municipales

17 vehículos auxiliares, cuatro de ellos con baldeo insonorizado, dos furgones hidrolimpiadores, un camión con caja abierta, cuatro vehículos de inspección, dos remolques con torre de iluminación, una furgoneta, un tractor, un remolque para transportar algas y un carro de señalización son otros de los vehículos que tendrá que aportar la nueva adjudicataria para poder desarrollar los servicios incluidos en el contrato. Todos estos serán de nueva adquisición, lo mismo que siete baldeadoras para las calzadas y una para las aceras.

Estos vehículos deberán ser respetuosos con el medio ambiente, por lo que la adjudicataria tendrá que aportar aquellos que estén propulsados por motores de gas natural comprimido, ser vehículos híbridos enchufables, vehículos híbridos no enchufables (HEV) o algún tipo de sistema mejorado siempre que cuente con  la clasificación “ECO” o “0 emisiones”.

A todos estos hay que añadir la necesidad que tendrán esta agrupación de empresas de aportar nueve fregadoras eléctricas, 24 sopladores eléctricos (empleados habitualmente para las hojas caídas) y cuatro desbrozadoras, entre otros elementos.

La nueva maquinaria que deberá aportar la adjudicataria del servicio se verá completada con una serie de equipos que cederá el Ayuntamiento: carros portacubos, baldeadoras, barredoras, tres camiones con grúa, cuatro tractores y otros vehículos y elementos serán aportados desde María Pita.

 

Cambio

La entrada en vigor del nuevo contrato de limpieza viaria está llamada a suponer el fin de las quejas sobre el estado de la ciudad, una situación que en los últimos años recibió numerosas quejas desde diferentes ámbitos y que en muchas ocasiones se remitió al vencimiento del contrato como una de las razones.

Este nuevo convenio supondrá un desembolso anual para las arcas municipales de 14,3 millones de euros durante los próximos ocho años sin prórroga posible.

A este nuevo contrato habrá que sumarle en los próximos meses un plan integral de limpieza que el Gobierno local quería haber puesto en marcha el pasado verano, pero todavía se está a la espera debido a los trámites administrativos que tiene que superar. Esta iniciativa cuenta con un presupuesto de alrededor de medio millón de euros y según las últimas informaciones estaba ya en Contratación.

La adquisición de nueva maquinaria será uno de los ejes para la mejora de la limpieza viaria