Pescar en río revuelto

Deporte Campeón-2017-11-04-005-830ed5dd-p
|

El Deportivo espera esta tarde sacar provecho de un Atlético de Madrid que transita en río revuelto en los últimos tiempos. Los rojiblancos, acostumbrados a pugnar con Barcelona y Real Madrid por la zona noble de la tabla, se han visto relegados a la ‘medalla de chocolate’, ante la irrupción de un Valencia en estado de gracia.
Esto, unido a que está a un paso de caer apeado de la Liga de Campeones tras firmar tablas con el Qarabag azerbaiyano, hace que el conjunto colchonero llegue al Abanca Riazor con la moral baja y con las importantes ausencias de Koke, Carrasco y el exdeportivista Filipe Luis.
Y todo a ello pese a que el Atlético es, junto al Barcelona y el Valencia, el único equipo invicto en LaLiga, tras la disputa de las diez primeras jornadas del torneo doméstico.

En racha ascendente
‘Río revuelto, ganancia de pescadores’ podría pensar el Deportivo que, no obstante, no puede perder de vista sus propios ‘demonios’. Aspectos a corregir en los que ha seguido incidiendo esta semana un Cristóbal Parralo. Uno de ellos es la defensa, que ejercitó con diferentes ejercicios de trabajo de basculación.
No obstante, como bien apuntaba el técnico en la rueda de prensa postpartido ante Las Palmas, esta pasa por un trabajo colectivo y un alto grado de solidaridad por parte de todo el equipo blanquiazul.
También se espera ver hoy la continuación de lo percibido en el Gran Canaria. Un equipo con ganas de tener el balón y, de lo contrario, que salga a buscarlo. Con presión alta, líneas adelantadas y dispuesto a robarlo y correr.
Una escuadra en la que el bloque esté más compacto, con creatividad en la mediapunta y dos volantes tratando de ganar las espaldas a la zaga rival, pero que no dude en ayudar en la cobertura cuando sea necesario replegarse.
Un plantel ordenado, con una idea clara de juego a ejecutar y que quiera ser protagonista. Consignas que dio el propio Cristóbal Parralo en su presentación, pero que saltan por los aires cuando se ven el número de goles encajados y la facilidad con la que los contrarios asaltan el entramado blanquiazul en los primeros compases de los partidos.
Una fragilidad que comienza en la portería, aunque todo parece apuntar a que Pantilimon seguirá ejerciendo bajo palos. A la vista de lo que ha probado el preparador herculino durante la semana podría repetir el once que logró la primera victoria a domicilio en el Gran Canaria. Línea de cuatro con Juanfran y Luisinho por las bandas y centro de la zaga con Sidnei y Schär.
En la medular seguirían Guilherme y Celso Borges, este último autor del primer tanto ante los insulares, y Fede Valverde como enganche. Alas para Fede Cartabia, que sufrió el penalti ante Las Palmas, y Bakkali, los dos destacados en esta contienda, y en punta de ataque Lucas Pérez, que fue el encargado de ejecutar la pena máxima. Esperan su oportunidad jugadores como Andone y Emre Çolak, ambos inéditos con Cristóbal Parralo.

Buenos recuerdos
Esta tarde, pese a la entidad del rival, los números dicen que los rojiblancos no han sido capaces de llevarse más que un punto en sus dos últimas visitas. Un equipo de la meseta que llega con mar de fondo. La oportunidad del Deportivo de pescar en aguas revueltas.

Pescar en río revuelto