La Infanta Elena despide al equipo paralímpico que competirá en Sochi

La Infanta Elena presidió hoy el acto de despedida del equipo español que competirá en los Juegos Paralímpicos de Sochi entre los días 7 y 16 de marzo, junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José
|

La Infanta Elena presidió hoy el acto de despedida del equipo español que competirá en los Juegos Paralímpicos de Sochi entre los días 7 y 16 de marzo, junto al ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, y la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato.

"Estamos convencidos de que sois el mejor equipo", indicó el presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda, en alusión a los siete deportistas con discapacidad y los dos guías que conforman el equipo paralímpico español, en un acto celebrado en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD), en Madrid, y con la presencia también de su titular Miguel Cardenal.

Entre ellos se encuentra el esquiador vasco Jon Santacana, quien se presume como la gran baza española, tras haber dejado atrás recientemente una rotura del tendón de Aquiles sufrida en el mes de septiembre.

El doble campeón olímpico confesó que se encuentra "más nervioso que nunca" tras superar seis meses "de pesadilla", aunque apuntó que su reto es situarse nuevamente entre los mejores. "Es lo que voy a intentar", dijo.

"Disfrutar" de su segunda y última experiencia paralímpica es el objetivo de la mallorquina Úrsula Pueyo, abanderada del equipo en Vancouver 2010. "Entonces el reto era empaparme de la experiencia. Llevaba tres años esquiando, así que exigirme resultados era generar expectativas demasiado altas", recordó. "La presión me pudo y ahora espero hacerlo mucho mejor", dijo a EFE.

Un buen resultado espera obtener Gabriel Orce, que competirá junto al guía Arnau Ferrer. "Es mi mejor momento. La progresión es ascendente y no parará", ambicionó el madrileño.

Orce, que desde hace un año trabaja con el objetivo de conseguir una presea, se presenta como una opción real tras haber finalizado la Copa del Mundo en la segunda posición de la general.

Objetivos menos ambiciosos tiene el esquiador de Alcañiz Óscar Espallargas, primerizo en una cita paralímpica junto a los 'snowboarders' Astrid Fina, Urko Ejea y Aitor Puertas.

"Tengamos o no medallas, tenemos el mejor equipo y las mejores personas", remarcó el presidente del Comité Paralímpico Español, Miguel Carballeda.

Aunque subir al podio en Sochi es un propósito "difícil", Carballeda destacó que desde el año 1988 los deportistas españoles cosecharon 38 medallas en los diferentes Juegos Paralímpicos de Invierno y que en "catorce ocasiones se ha escuchado el himno español". Una por cada medalla de oro.

"Quiero felicitaros por hacer realidad el juego al que muchos deportistas aspiran: estar en unos Juegos Olímpicos", dijo la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato. "Ha llegado el momento por el que habéis trabajado cada día y soñado cada noche. Demostrad que podéis competir", abundó.

"Representáis el esfuerzo, la valentía y el arrojo que necesita la sociedad", agregó la ministra, antes de desear que el "tesón y trabajo" de los deportistas "brillen con toda la intensidad" en la cita olímpica.

Por su parte, el ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, invitó a la delegación española a afrontar con "orgullo" y con un "pellizco en el estómago" la responsabilidad de representar a España, aunque también con la "tranquilidad" de haber "hecho más de lo que razonablemente se puede hacer" para estar en los Juegos de Sochi.

"El valor añadido" que los deportistas paralímpicos aportan al deporte de alto nivel fue remarcado por el director general de Santa Lucía, Jesús Priego, quien intervino en representación de las veinte empresas que conforman el Plan ADOP, de ayuda a deportistas con discapacidad.

"Gracias por servirnos de ejemplo y dejarnos ser vuestros compañeros de viaje", concluyó.

La Infanta Elena despide al equipo paralímpico que competirá en Sochi