“Yo tampoco he podido dormir; tenemos que coger el toro por los cuernos”

Copia de Deporte Campeón-2016-10-25-006-f76785ba
|

Con rostro serio y preocupación en su alma. Las heridas del clásico de Balaídos todavía están abiertas en la plantilla herculina, que desea cerrar filas en torno a su entrenador y pensar en una reacción más necesaria que nunca para abandonar los puestos peligrosos de la clasificación.
El autor del a la postre tanto del honor ante el Celta confesó ayer en sala de prensa las vueltas que le ha dado al mal partido firmado por el colectivo en Vigo.
“Yo tampoco he podido dormir; estamos jodidos y hay que pensar en el próximo partido”, expresó un futbolista que pide paciencia. Y es que ya ha vivido situaciones similares de tensión en un pasado muy reciente.
“Cuando todo va mal todo son críticas. Tengo experiencia del año pasado que casi echaron a Javi Gracia, estuvieron a punto, hubo otras bajas en ese momento y de golpe en el partido del Rayo empezamos perdiendo 1-0 ganamos y fuimos para arriba. Esto del fútbol cambia de forma abismal de un dia para otro. Nosotros seguimos creyendo muchísimo en lo que hacemos, solamente podemos seguir con la cabeza alta, trabajar e intentar matizar los pequeños errores que podamos hacer”, dijo.
En opinión del central de Gandía, el equipo herculino decayó en el plano moral después del 2-1, un penalti materializado por Iago Aspas. “Más que físico fue psicológico, el Celta prácticamente no había llegado hasta el 2-1. Lo peor fue que terminara la primera parte porque estábamos teniendo el control del partido y con el 2-1 nos desordenamos, ellos se meten atrás, en el gol hacemos una circulación más larga y ellos a la contra te matan”, expresó, al tiempo que destacó que Álvarez Izquierdo cometió una injusticia al decretar lanzamiento desde los once metros.
“Quiero ver repetida la jugada, pero si está la mano en el suelo y te da no es penalti, pero si te da en el muslo y en la mano es penalti. Cada colegiado va a interpretar una cosa. En directo, para mí no es”, agregó.
El ‘6’ deportivista está mentalizado para tratar de salir de la crisis de resultados actual —8 goles encajados en los dos últimos compromisos—, con compromiso y unidad de toda la plantilla.
“El único mensaje que puedo mandar es que vamos a seguir haciendo las cosas de frente, yendo de cara y sin ninguna historia, como a lo mejor hay veces que quieren montar historias, vamos a ir de frente, todos unidos. Yo no creo en otra cosa que en trabajar, cuidarme, exigirme, dedicarme al cien por ciento y si antes era el cien por ciento, ahora al 200, porque la situación es mala. Mala pero hay mucha tela que cortar y no es el final y hay muchísimos equipos en nuestra situación. Nosotros tenemos que coger el toro por los cuernos. Yo me incluyo con todos y doy la cara por todos y cada uno de mis compañeros”, manifestó.
El ex del Eibar reveló sus sensaciones negativas con el inicio del encuentro en Balaídos, con un comienzo titubeante de los visitantes.
“Es verdad que nada más empieza es ya un mal inicio, esto son momentos, detalles que te hacen estar mejor o pero psicológicamente, con más o menos confianza. Lo típico en un derbi, vamos a echarle cojones, no es solo eso, hay que leer muchas cosas, analizar al contrario, y empezamos dubitativos. No es que nos dijeran meteos atrás. Teníamos que apretar arriba, tener el balón, crear ocasiones, algo se hizo mal”, detalló.
El ‘gigante’ deportivista precisó que el marcador final del clásico gallego no se ajustó a la realidad. “Tampoco puedo vender humo y decir que merecíamos ganar, pero el 4-1 no lo merecíamos para nada”, finalizó.

“Yo tampoco he podido dormir; tenemos que coger el toro por los cuernos”