Aranzubia tiene consuelo

El portero celebra el gol que anotó la temporada pasada ante el Almería, al que visitará el sábado efe
|

 Dani Aranzubia aseguró que cada encuentro que el equipo coruñés, líder de Segunda, saca adelante en el tramo final de la temporada da un “paso de gigante” hacia el ascenso, como ocurrió el pasado domingo ante el Elche (4-3) en Riazor.

“Cada partido que ganamos es un paso de gigante que damos. A principio de Liga, las victorias eran pasitos y ahora son zancadas, pero no hemos confirmado nada y tenemos que seguir trabajando hasta que no consigamos el objetivo”, comentó en la ciudad deportiva de Abegondo.

Ante el Elche, el Deportivo logró la victoria en el último minuto del tiempo reglamentario después de un encuentro loco, de ida y vuelta, en el que el guardameta tuvo fallos, sobre todo en el segundo gol de los ilicitanos, en el que el balón se le escurrió de las manos.

“Estaba pensando en sacar rápido, me confié y se me escapó el balón”, explicó el cancerbero riojano, que también justificó su mal despeje en el primer tanto del partido: “Me rematan bastante cerca y acababa de llover, rechazo el balón y me marcan gol”.

Aranzubia, que ha cometido errores en los últimos encuentros de la temporada aunque destaca más por sus intervenciones, señaló que los del partido con el Elche no son “ni el primer ni el último fallo” de su carrera.

Por fortuna, para el Deportivo, los fallos del guardameta, que la temporada pasada en Primera fue el tercero más seguro, no tuvieron trascendencia en el resultado. “Cometer este tipo de fallos, pero que el equipo gane, te consuela un poco, porque, si pierdes y eres protagonista en la derrota, es más duro que si el fallo no tiene trascendencia”, señaló.

Aunque el ascenso está cada vez más cerca, Dani no piensa en ese momento y en su celebración. “Hasta que no sea matemático, no podemos pensar en cómo lo vamos a celebrar. Cuando llegue, ya veremos”, dijo. El guardameta recordó que al Deportivo le ha ido buen ante los equipos de arriba. “Los fallos fueron contra los de abajo y ahora vienen tres partidos con los de la parte alta”, apuntó.

 

El detalle de la afición > Después de que el balón se le escurriera de las manos en el segundo gol ante el Elche, la afición del Deportivo coreó su nombre para animarle, “una reacción bonita” que el guardameta blanquiazul “nunca” olvidará y que agradeció públicamente.

No obstante, explicó que es algo que “coincide un poco con la situación del equipo” ya que “en otro tipo de situación”, con el equipo en un momento delicado, probablemente la reacción del público no fuera la misma.

“A lo largo de la temporada hay partidos en los que se falla y lo importante es seguir de la misma manera porque es lo que te da confianza”, zanjó el guardameta del conjunto coruñés, que se centra ya en el próximo compromiso, al que llega con cuatro amarillas.

 

Aranzubia tiene consuelo