El Chuac es el primer hospital gallego en tratar directamente a los pacientes urgentes de ITS en Infecciosas

El Ideal Gallego-2019-04-29-022-64a26b83
|

La iniciativa partió del comité antisida de A Coruña (Casco), más en concreto, del Sex Point, en Padre Sarmiento, 24, un punto permanente que abrieron en 2017 para todo lo que tiene que ver con la sexoafectividad y la prevención de ITS (Infecciones de Transmisión Sexual). Allí, vieron que pese a la urgencia de los casos posiblemente infectados por virus, no solo el VIH, llevaba al paciente a esperar un mínimo de dos meses porque primero el protocolo pasa por pedir cita con el médico de cabecera, que es el que estima pedir una analítica y con los resultados, la siguiente parada es en Dermatología. 


Casco trató de agilizar los pasos con el Chuac para las personas que dieron reactivo en las pruebas del VIH o están muy nerviosas y desde hace un año estos pacientes son recibidos directamente en Infecciosas, donde les examinan para confirmar si están infectados o no. Es el primer hospital del Sergas que lo hace y desde el comité valoran muy positivamente la actitud del centro porque “son un punto de apoyo ya que nosotros no tenemos los medios. La gerencia se muestra muy participativa e implicada con el tema”. En todo este tiempo, han pasado decenas de usuarios a esta unidad, esquivando Dermatología y, lo más importante, evitando que la incertidumbre se alargue demasiado. 


En cuanto a la concienciación de los coruñeses respecto a este tipo de males, Rubén Alexandre, de Casco, comenta que las pruebas rápidas de VIH se incrementaron un 33,33% en 2018. 


En parte, cree que se debe a que amplificaron su presencia en las redes sociales y tienen más audiencia: “El coordinador Christian Garza es muy activo y acude a distinto eventos, la gente se lo cuestiona y se la hace”. 
En los datos del año pasado, existe una gran diferencia entre hombres y mujeres. Solo un 18% son féminas, un porcentaje pequeño si se tiene en cuenta que ellas son receptivas y tienen más peligro a contraer virus por vía sexual. Además, el estudio revela que los casos por sexo vaginal y anal están muy cercanos en cifras: “Las mujeres son víctimas de un sistema machista, en el que se les priva de reconocer su sexualidad”, explica Rubén. 


El resto responde a un perfil masculino de entre 30 y 45 años. Esto no quiere decir que los más jóvenes estén al margen de la realidad porque a estos se les deriva a centros como el Quérote Máis de la Xunta, que “nos superan con creces en número de pruebas realizadas”. 

Del total de las 72 hechas, solo una salió reactivo y pese a que la incidencia es mínima, desde Casco advierten que lo malo es que la mayoría que tienen el VIH no son conscientes ni se pasan a comprobarlo: “Nuestro trabajo es llegar a ellos”. Es más, cuentan que el tabú sigue existiendo porque los hay que se someten al test en otra ciudad diferente a la suya para no ser vistos. Porque la comunicación es muy importante, Casco publicó un manual para periodistas con el fin de que “utilicen un lenguaje inclusivo”.

El Chuac es el primer hospital gallego en tratar directamente a los pacientes urgentes de ITS en Infecciosas