Los representantes de UGT en Rivas Boquete temen que las acusaciones del PP afecten a la plantilla

|

redacción > a coruña
 Las declaraciones del PP sobre el supuesto favoritismo a tres empresas la hora de adjudicar las obras en al ciudad, los trabajadores de Rivas Boquete, una de tres compañías señaladas por los populares, manifestó ayer su preocupación por estas acusaciones, que consideran que podrían llegar a afectar al “empleo en la empresa”.
Así, representantes de los trabajadores de UGT de Rivas Boquete y el sindicato intercomarcal de Metal, Construcción y Afines de UGT denunciaron la “situación de indefensión” en la que se encuentran frente a la información que se está aportando dentro de la “Operación dedazo”. Sostienen que la plantilla está “empezando a pagar por la imagen que ese está generando sobre la empresa, dando la impresión de que los trabajadores son culpables de algo extraño”. Según alertan, esta situación “pone en riesgo el futuro del empleo, pudiendo suponer pérdida de carga de trabajo y consiguientemente puestos de trabajo”.

Malvecín > Los empleados de Rivas Boquete no fueron los únicos que expresaron su malestar. La plantilla de Malvecín, otra de las citadas por el PP en la “Operación dedazo”, denunció, a través de CCOO, la “gravedad de las informaciones vertidas”. Los trabajadores de la empresa insistieron en que “nunca han sido contratados por su afinidad política”, por lo que solicitan que “cesen todo tipo de teorías que lo único que hacen es dañar la buena imagen ganada a base de un trabajo bien hecho”. Sostienen que si existen irregularidades “que se acuda al juzgado”.

Los representantes de UGT en Rivas Boquete temen que las acusaciones del PP afecten a la plantilla