El número de pacientes ingresados en el área sanitaria desciende por primera vez

El Chuac continúa realizando pruebas diarias en el “Covidauto” | patricia g. fraga
|

Nueva jornada de evaluación en el área sanitaria coruñesa, y esta vez ha sido, dentro de la gravedad de la situación, positiva. Por primera vez desde que se registrase el primer caso de contagio por coronavirus, el pasado 4 de marzo, el número de pacientes ingresados en los hospitales de la comarca ha registrado un descenso. Si el lunes eran 265 las personas infectadas por el Covid-19 que se encontraban localizadas en alguno de los hospitales del área herculina, ayer la cifra cayó hasta los 247, es decir, dieciocho menos.

Este dato, facilitado por el Servizo Galego de Saúde (Sergas), refleja que las altas médicas han superado, al menos por un día, el número de ingresos, por lo que, de seguir este camino, la curva podría estabilizarse pronto. En las últimas 24 horas se han concedido 23 permisos para abandonar el hospital, lo que deja el total de altas en 136.  En lo que se refiere al número total de infectados, la suma alcanza los 1.117, lo que supone 46 más que ayer. De los ingresos hospitalarios en el área sanitaria coruñesa, 176 permanecen en planta en el Complexo Hospitalario Universitario de A Coruña (Chuac). En la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) hay 42 personas, lo que también significa un descenso en relación a la jornada previa, cuando había 49.

 

Ingresos por centros

En el hospital de Cee están ingresadas seis personas; en el Quirón, cinco; en el Modelo dieciséis; y en el hospital San Rafael son dos los pacientes allí localizados. La mala noticia volvió a ser la pérdida de tres personas, en este caso dos mujeres, de 88 y 85 años, y un hombre, de 90. La primera y el último se encontraban ingresados en el Chuac, y la segunda en el centro hospitalario de Cee. Los tres, según Sanidade, presentaban patologías previas. El Covid-19 se ha cobrado la vida de 73 personas, once de ellas localizadas en las residencias de mayores. El mayor volumen de pacientes con el virus permanece en sus casas y bajo la vigilancia de los profesionales de atención primaria.

En cuanto a la situación en los centros de mayores, según los datos de la consellería de Política Social, ayer se mantuvieron las cifras iguales al día anterior. El más castigado continúa siendo O Portazgo. Los decesos en esta residencia son ocho, y los contagiados 55 (37 residentes y 18 trabajadores positivos). En la residencia Bellolar, los casos positivos en coronavirus ya son ocho, además de un trabajador. En Remanso Claudina Somoza, por otra parte, hay diez residentes y siete profesionales contagiados. En el resto de las instalaciones de mayores la situación también se mantiene. Así, en la residencia Concepción Arenal son 17 los usuarios afectados y cuatro los trabajadores; en DomusVi de Matogrande hay catorce; y en la residencia de Arteixo un usuario permanece aislado. La Unidad Militar de Emergencias (UME) desarrolló durante la jornada de ayer nuevas tareas de desinfección en la comunidad autónoma gallega, según informó la Delegación del Gobierno.

 

Material

Además, entre ayer y hoy la Xunta dejará en la ciudad más de 22.800 unidades de material de protección. En total se trata de 7.756 mascarillas, 15.000 guantes y 123 trajes de un segundo envío, después de que en el primero el Gobierno gallego repartiese 15.492 máscaras, 30.000 guantes y 246 trajes.

Junto con esta actuación también está previsto que la Administración autonómica reparta nuevas partidas de material a otros municipios de la provincia coruñesa. De esta manera, está previsto que se den 98.773 nuevas unidades de protección, compuestas por 61.000 guantes, 36.576 mascarillas, 697 trajes, 304 garrafas de gel hidroalcohólico de cinco litros cada una y 489 litros de lejía.

Todo el material se está distribuyendo directamente desde la plataforma logística que la Xunta ha puesto en marcha para agilizar el proceso y centralizar la adquisición y reparto de equipos durante el estado de alarma.

El número de pacientes ingresados en el área sanitaria desciende por primera vez