El pequeño comercio arteixán ve en la crisis una oportunidad para dar un impulso al sector

el ideal gallego-2020-05-14-017-0eff2040
|

Aunque la crisis sanitaria provocada por el coronavirus es obviamente negativa, también deja algún resquicio para la esperanza, al menos económica.

Y es que el pequeño comercio de Arteixo ve en la pandemia una oportunidad para dar un impulso al sector, una vez que el confinamiento ha provocado una vuelta de los clientes a las tiendas de las zonas en las que residen.

“Hay una corriente favorable hacia el pequeño comercio. Con el confinamiento la gente se está dando cuenta de que no es necesario desplazarse y que es más fácil adoptar medidas de higiene que en las grandes superficies. Todo esto está acelerando un proceso que se inició hace unos cuatro años cuando comenzó a apreciarse que este tipo de negocios otorgan vida a Arteixo. Por eso creemos que el pequeño comercio resurgirá”, afirma Emiliano Cossini, gerente de Arteixo Centro Comercial Aberto, en declaraciones a una emisora de radio local.

No obstante, su valoración no es tan optimista con respecto al sector de la hostelería, en especial, a los bares y cafeterías.

Según Cossini, la mayor parte de estos establecimientos en Arteixo permanecen cerrados porque con las restricciones impuestas durante el estado de alarma sus responsables consideran que la apertura no es rentable desde el punto de vista económico.

Ayudas municipales

La situación, sin embargo, podría hacerse un poco más llevadera una vez que el Gobierno local, que preside Carlos Calvelo, comience a hacer efectivas las subvenciones que han sido ya aprobadas en pleno con la unanimidad de todos los grupos políticos.

Cabe recordar que el Ayuntamiento mantiene abierto el plazo para que los empresarios que se vieron obligados a cerrar cuando se decretó el estado de alarma soliciten ayudas que, en algunos casos, pueden ser de hasta tres mil euros.

Según fuentes municipales, las compensaciones económicas servirán para pagar las cuotas de la Seguridad Social y una parte de los gastos de alquiler de los locales comerciales tanto al pequeño empresario como a los autónomos.

El pequeño comercio arteixán ve en la crisis una oportunidad para dar un impulso al sector