Reportaje | El paciente más lejano del Centro Oncolóxico viene de Fisterra

21 abril 2015 página 11 / 16 enero 2017 página 21 A Coruña.- El oncológico suma los tumores de espalda y hepáticos a la estereotaxia La técnica consiste en un molde donde se tumba al paciente, al que se le pone u
|

El Centro Oncolóxico de Galicia ya no tiene pacientes de Lugo, salvo los que vienen a recibir alguna de las técnicas especiales del centro. Esto hace que los que más trayecto de coche tienen que soportar para acudir a su sesión de radioterapia son los de Fisterra, algo que todavía sigue siendo un trastorno porque está a hora y media de la ciudad.
De todas formas, la puesta en marcha del servicio en el Lucus Augusti tiene ya un radio de acción que va desde A Mariña a Monforte y esto permite que el de As Xubias afloje su actividad. Desde el centro, aseguran que redujeron sobre 500 enfermos oncológicos.
Fueron incorporándolos poco a poco mientras que el hospital lucense fue implantando la tecnología, ya que empezó a funcionar en abril de 2016 con una sola máquina y ahora irradia con dos. En cuanto al coruñés, hay que destacar la renovación de los aparatos, con la entrada este año de un tercer acelerador con el que mejoraron las cifras.
Y es que en 2016, el Oncológico atendió a 2.693 enfermos. La nueva infraestructura permite asistir a los tratados fuera del horario de noche dependiendo, eso sí, de la carga de pacientes.
Por otra parte, el hospital es pionero en tratar tumores de espina dorsal y hepáticos con la técnica SBRT. Otra de las novedades en el Centro Oncolóxico de Galicia fue una Unidad de PET/TAC, un equipo necesario para el diagnóstico no solo relacionado con lo oncológico.
Esto obligó al hospital a remodelar el servicio de Medicina Nuclear, de la planta baja. En cuanto al tercer acelerador, tuvieron que acondicionar el búnker.
De los últimos datos publicados por el Oncológico, donde sumaron el año pasado 2.693 expedientes, un total de 436 procedían de la provincia vecina, de los que 152 fueron derivados del hospital de Burela. Y es que el arranque de la unidad de Radioterapia en la ciudad de la muralla fue paulatino. En 2016, de los 700 pacientes lugueses, 300 ya se trataron en el nuevo servicio, mientras que los otros 400 cogieron la autovía en su lucha contra el cáncer.
En una entrevista a este periódico, el director médico Alfonso Mariño insistía en que cada vez son más los pacientes que acuden a revisiones periódicas y las advertencias de prevención que salen de la sociedad científica surten efecto. l.

 

Reportaje | El paciente más lejano del Centro Oncolóxico viene de Fisterra