Abierto el periodo de adhesiones al convenio de acreedores de Pescanova

06 marzo 2013 página 37 / 17 marzo 2013 página 54 / 17 abril 2013 página 35 / 23 abril 2013 página 32 / 15 mayo 2013 página 37 / 24 mayo 2013 página 41 / 11 junio 2013 página 32 / 12 julio 2013 págin
|

El periodo de adhesiones a la propuesta de convenio de acreedores de Pescanova presentada por el consorcio formado por Damm y Luxempart ha quedado abierto desde hoy hasta el próximo día 14, informaron fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Galicia.
El Juzgado de lo Mercantil 1 de Pontevedra ha recibido el informe de Deloitte, el administrador concursal de la multinacional pesquera, sobre dicha propuesta, con lo que se abre el periodo para que los acreedores con derecho a voto que lo deseen se adhieran a la propuesta.
La fecha tope de presentación es el 14 de abril, aunque ampliable hasta las 15.00 horas del día siguiente si se comunica la adhesión por escrito y no por comparecencia en el juzgado, según se recoge en el auto de admisión de la propuesta del consorcio dictado por la sala el pasado 20 de marzo.
El convenio de acreedores de Pescanova deberá ser aprobado por el 50 % más uno del pasivo, ya que en caso contrario se irá a la fase de liquidación, lo que supone poner en marcha el proceso de venta de la unidad productiva en el que los interesados pujarán por la pesquera.
El consejo de Pescanova busca la adhesión de los acreedores a este convenio, que no cuenta con el respaldo de la banca española y portuguesa, que en conjunto supone cerca del 45 % del pasivo de la empresa.
El distanciamiento entre las partes se ha producido por las diferencias entre la propuesta de convenio acordada inicialmente entre la banca y Damm, y la que finalmente el consorcio, formado por la cervecera y Luxempart, presentó en el juzgado.
Las diferencias radican en las quitas de la deuda planteadas, en la capitalización y en el interés del consorcio en presentar el concurso de acreedores exprés para las filiales españolas de Pescanova.
Son concursos exprés a los que se opone la banca porque, según fuentes financieras, "supondrá aún más quita y carece de sentido cuando las entidades están dispuestas a refinanciar esa deuda".
Por este motivo, han dirigido un escrito explicando esta situación al juez encargado del concurso de acreedores a través de la administración concursal.
El consorcio formado por Damm y Luxempart trata, por su parte, de conseguir la adhesión del resto de acreedores, entre ellos otras entidades bancarias -aunque algunas como Santander o Royal Bank of Scotland han vendido su deuda a los denominados "fondos buitres"- y pequeños acreedores y accionistas.
Recientemente, el consejo de administración de Pescanova pidió, a través de un hecho relevante en la CNMV, a acreedores y accionistas que apoyen su propuesta.
En dicha comunicación expresaba que tras varios meses de análisis de los diferentes negocios de Pescanova, la mayoría de sus activos son viables y capaces de generar un flujo de caja que permita superar su grave crisis actual mediante un convenio de acreedores "realista".
En la misma, asume a nivel de grupo una deuda exigible de casi 1.100 millones de euros a un tipo de interés medio del 5%.
Parte, por tanto, de unos niveles iniciales de deuda/ebitda de más de 18 veces, cifra que no bajará a niveles "aceptables" de 6 veces hasta 2020, siempre en el supuesto que se cumpla el plan íntegramente, lo que requiere triplicar casi en 2020 el ebitda actual.
Según el convenio presentado al juez, los acreedores de Pescanova pasarían a ser los propietarios de casi un 35% de la nueva sociedad, sin desembolso alguno adicional; los actuales accionistas tendrán un 5% en Nueva Pescanova, así como un derecho preferente de inversión en condiciones favorables.

Abierto el periodo de adhesiones al convenio de acreedores de Pescanova