El presidente alemán suspende su visita a Ucrania por el trato a Timoshenko

|

El presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, afirmó hoy que ha ordenado investigar el presunto maltrato recibido por la encarcelada líder opositora Yulia Timoshenko, durante su traslado forzoso a una clínica para su tratamiento médico.

"Haciendo uso de mis facultades he dado órdenes a la Fiscalía General para que investigue este asunto. Estoy esperando los resultados", dijo el jefe de Estado ucraniano en una comparecencia ante la prensa.

Este martes, Timoshenko denunció que recibió un "fuerte puñetazo en el estómago" cuando se resistió el viernes pasado a que la trasladaran de la prisión a una clínica para someterse a rehabilitación de la hernia discal que padece.

Inmediatamente, la Fiscalía de Járkov, la ciudad donde se encuentra el penal en el que la líder opositora cumple una condena de siete años por abuso de poder, delito del que se declara inocente, dijo que no halló ninguna prueba de que la ex primera ministra hubiese sido golpeada.

"La persona se vistió, se acostó en la cama y dijo: 'No voy a ninguna parte'. Según el código penal, los miembros del servicio penitenciario tienen derecho a recurrir a la fuerza: la cogieron en brazos, la llevaron en coche y la condujeron al hospital", dijo Víctor Pshonka, el fiscal de Járkov.

Las denuncias de Timoshenko han tenido gran repercusión internacional y han levantado una ola de alarma por las condiciones y el trato que recibe en prisión.

Hoy mismo, la Unión Europea exigió a las autoridades de Kiev una investigación sobre las torturas que Timoshenko podría haber sufrido.

La jefa de la diplomacia comunitaria, Catherine Ashton, recordó a Ucrania su "obligación de examinar sin demora e imparcialmente cualquier queja de tortura u otras formas de tratamiento cruel, inhumano o degradante".

Ashton aseguró también estar "seriamente preocupada" por la huelga de hambre iniciada por la ex primera ministra para llamar la atención sobre su situación.

El presidente alemán suspende su visita a Ucrania por el trato a Timoshenko