Traballo rechaza investigar el desplome de la grúa de Langosteira al no haber heridos

|

El Ideal Gallego-2011-06-29-007-d6c4bb94c.r. > A Coruña
  A pesar de lo llamativo del último accidente ocurrido en la dársena de Langosteira, parece que nadie ajeno a la empresa adjudicataria de la obra investigará lo ocurrido. La Consellería de Traballo informa de que no será necesario que el Instituto Galego de Seguridade e Saúde Laboral (Issga) inicie un proceso para averiguar las causas que hicieron desplomarse la grúa más grande del Puerto Exterior mientras trabajaba en el dique principal. El motivo es que al no haberse producido daños personales no se considera un accidente laboral.
De hecho, la Xunta admite que ni tan siquiera elaboró “ningún informe concreto al respecto”, a pesar de que esta obra está incluida en el plan de grandes obras del Issga, que se lleva a cabo en colaboración con el Instituto de Trabajo y Seguridad Social (ITSS).
Por su parte, la Autoridad Portuaria tampoco emprenderá un proceso de este tipo independiente a la constructora. Por tanto, solo será la UTE Langosteira –formada por Dragados, Sato, Copasa y Drace– la que se encargue de aclarar lo sucedido el 7 de junio en torno a las seis de la madrugada. Por el momento, desde el Puerto solo informan de que la grúa sufrió un tirón mientras trabajaba y se está a la espera de los resultados de los estudios que elaboran los peritos para concretar a qué se debió dicha sacudida.
Más información, en cambio, ofrecen los trabajadores. Según el sindicato mayoritario en el comité de empresa, la CIG, la grúa no cayó cuando se intentaba incorporar un bloque de hormigón de gran tonelaje –como se deducía hasta el momento–, sino que fue el bloque el que se soltó en un primer momento y debido a la vibración que generó esta caída, se desplomó a continuación la propia grúa.
Por ello, desde la central sindical tienen claras las causas del suceso, un exceso de carga de trabajo que sufren tanto los empleados como la maquinaria. El secretario comarcal de la CIG, Paulo Carril, denuncia que el “ritmo acelerado co que se está actuando relaxa, e as veces incluso fai desaparecer, as medidas de seguridade básicas”. Para el portavoz de los trabajadores es “inaudito” y “gravísimo” que se desplome una estructura de este tipo.

Reacciones > En cuanto a la decisión de la Xunta de no redactar un informe al respecto, Paulo Carril declara que no comparte ese criterio. Para el sindicalista, si se aplicase esa lógica en todos los ámbitos “a seguridad laboral deixaría de existir”. Resalta que lo más importante en el ámbito de los riesgos laborales es la “prevención” y no el actuar a posteriori.
Precisamente sobre la seguridad en Langosteira organizó un encuentro la Autoridad Portuaria la semana pasada, pero no con motivo del accidente sino como forma de seguimiento de la obra. Todas las partes implicadas en este proyecto se reúnen en una mesa informativa cada tres meses para conocer el avance de los trabajos. Así, participa el Puerto, la UTE, los representantes sindicales y las asistencias técnicas de la obra.

Seguimiento >
El organismo portuario informó durante el encuentro de que está a la espera de recibir los informes de los peritos, pero insiste en que en todo momento en el Puerto Exterior se cumplen con las medidas de seguridad exigidas. El ente que preside Enrique Losada también explica que el suceso no tendrá repercusión en los plazos de finalización marcados ni en el coste de la obra porque las aseguradoras cubrirán los gastos derivados del accidente. Entre ellos están los costes de retirar los restos de la Liebherr 11350 desplomada en el dique y de encargar otra grúa de menores dimensiones para finalizar los trabajos. Las previsiones eran que esta nueva estructura llegase esta semana.
Desde la CIG se muestran indignados con la falta de información del Puerto. Paulo Carril, que estuvo presente en el encuentro del pasado miércoles, declara: “Simplemente o que se nos di é que hai unha investigación por parte da UTE, pero nada máis”. El sindicato no lo considera suficiente y anuncia que se moverá para que no se “minimice” un accidente que podría haber causado víctimas graves.

Traballo rechaza investigar el desplome de la grúa de Langosteira al no haber heridos