El Gobierno intenta evitar el cierre de Alcoa con un nuevo contrato para industrias electrointensivas

el ideal gallego-2018-12-08-007-8a60b315
|

Coincidiendo con la crisis provocada por el anuncio de Alcoa de cerrar sus plantas de producción de aluminio en A Coruña y Avilés antes de que acabe el año, el Consejo de Ministros aprobó ayer medidas urgentes para impulsar la competitividad económica en el sector de la industria que incluye el contrato de relevo para la industria manufacturera o una red de distribución de energía eléctrica cerrada orientada a la industria electrointensiva, como es Alcoa, que necesita mucha electricidad para producir aluminio.
Este paquete de medidas, en cuya definición han colaborado distintos ministerios como el de Industria, Comercio y Turismo o el de Transición Ecológica, tiene como objetivo fomentar el sector industrial con acciones orientadas a reducir los costes energéticos, reforzar la seguridad industrial o mejorar la producción laboral.

En Marea cree insuficiente el plan del Gobierno para proteger este sector ante incrementos en el precio de la electricidad dado que no garantiza la permanencia de Alcoa y otras plantas amenazadas ante un posible cierre. “Con este decreto no se arregla el problema de Alcoa. Plantear un estatuto para las industrias electrointensivas en un plazo de seis meses es cerrar Alcoa y otras industrias que vendrán tras ella”, afirmó la portavoz de industria, Yolanda Díaz.


Los próximos días, claves 
Por su parte, la ministra de Industria, Reyes Maroto, confía en que la mesa de negociación de la siderúrgica Alcoa permita evitar los cierres de las plantas de Avilés y Coruña, ya que será “una mesa similar a la de Vestas, que tuvo una solución muy buena”. Hay que recordar que recientemente se alcanzó una solución a la  así la reciente solución alcanzada para la planta leonesa de la multinacional de aerogeneradores Vestas  “Los próximos días van a ser claves”, destacó. 


Esta semana se anunció la apertura de una mesa de negociación, a la que finalmente ha accedido sentarse la dirección de Alcoa y Maroto considera que eso ya es un paso porque “no querían dar su brazo a torcer”. Maroto  subrayó que cuentan con la “complicidad” de los gobiernos de Asturias y Galicia y de los ayuntamientos de Avilés y Coruña, y ha pedido a la dirección de Alcoa que “ponga en el horizonte las medidas que podrían evitar el cierre de las plantas”. Pero lo cierto es que se sigue lejos de cualquier acuerdo que permita salvar los 370 trabajos de A Coruña y los más de 300 de Avilés. “Lo que la semana pasada era no, hoy ya es sí, en determinados aspectos, con lo cual sí que se están produciendo acercamientos, pero prefiero ser prudente”, y apostilló que “se dan las condiciones para que esto pueda salir bien y ahora lo que hay que hacer es trabajar y trabajar mucho”.


Por su parte, los trabajadores  iniciaron una campaña de recogida de juguetes en colaboración con Cruz Roja. Además, llevarán a cabo una campaña informativa en varios mercados municipales: la plaza de Lugo, la de San Agustín y la de Elviña, con entrega de dípticos y carteles, sobre su situación ante el anuncio de cierre de la planta que aseguran que se debe a motivos coyunturales, puesto que es rentable.

El Gobierno intenta evitar el cierre de Alcoa con un nuevo contrato para industrias electrointensivas