Escolano prioriza la estabilidad presupuestaria, las reformas y la apertura al exterior

GRAF8444. MADRID, 09/03/2018.- El ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano (d), toma posesión de su cargo en un acto en el que su antecesor, Luis de Guindos (i), le traspasa la cartera del departamento. EFE/ Em
|

El nuevo ministro de Economía, Industria y Competitividad, Román Escolano, marcó ayer como prioridades de su departamento la estabilidad presupuestaria, la continuidad de las reformas y la apertura al exterior, así como un impulso a la internacionalización de las empresas españolas y a la integración de España en la Unión Europea.

Ilusión y ganas
Durante su intervención tras el traspaso de cartera con su antecesor, Luis de Guindos, el nuevo ministro, que afirmó que afronta el mandato con “ilusión, ganas de trabajar y con enorme agradecimiento”, mostró su “profundo agradecimiento” al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, por la confianza mostrada en su persona y el “apoyo” de su predecesor, y afirmó que sin la labor de De Guindos en los últimos seis años al frente de Economía su trabajo ahora sería “muy difícil”.
En esta línea, ensalzó la labor de De Guindos, ya que se encontró una España “sumida en una profunda crisis y un ritmo de destrucción de empleo vertiginoso”, con un abultado déficit y un sector financiero con “grandes dudas”, y abandona su cargo de ministro tras un “enorme trabajo” que deja un panorama radicalmente distinto”, con tres años de crecimiento por encima del 3%, una “sustancial” creación de empleo, un patrón de crecimiento basado en el exterior y un sector financiero que “no es motivo de preocupación.

Por su parte, el ministro saliente, Luis de Guindos, trasladó su enhorabuena a Escolano y mostró su “orgullo y privilegio” por haber sido ministro español, incluso en “las circunstancias más difíciles”, y le advirtió de que, a pesar de todas las mejoras, persisten “vulnerabilidades” en la economía, como la alta tasa de paro y la deuda externa que sigue siendo “muy elevada”. En este punto, le avisó de que “antes o después” llegará la subida de tipos parte del BCE y España “tendrá que estar preparada”.
El que asumirá su nuevo cargo de vicepresidente del BCE el 1 de junio agradeció a Rajoy los más de seis años de “confianza y apoyo”, y a sus compañeros de gabinete y Ministerio su cooperación, que considera que tendrá también Escolano, especialmente en momentos “complejos”, como “siempre hace notar Rajoy a sus ministros”.

Escolano prioriza la estabilidad presupuestaria, las reformas y la apertura al exterior