Los bombos de Navidad reciben los últimos ajustes para el sorteo del Gordo

Un equipo de técnicos instala los bombos en el escenario del teatro Real de Madrid efe
|

Los bombos de la Lotería de Navidad, que se encuentran en el Teatro Real desde el  lunes, reciben ayer los últimos ajustes técnicos antes de “desaparecer” 16 metros bajo tierra durante unas horas para dar paso a una representación teatral.
A las doce del mediodía, el escenario del Teatro Real, en el que mañana se celebrará por segundo año el tradicional sorteo extraordinario de la Lotería de Navidad, descenderá dieciséis metros y surgirá un nuevo decorado para acoger la ópera de Donizetti “El elixir de amor”.
Una vez acabada la representación y ya de madrugada, los bombos “ascenderán” a las tablas del Real donde continuarán las pruebas técnicas y de sonido para que el domingo todo salga a la perfección.
En las últimas horas se están probando los motores de los bombos y, sobre todo, realizando lo que se denomina “ajuste fino”, que tiene como objetivo lograr que “las bolas caigan justo donde tienen que caer”, en la copa, explicó Eduardo Ovies, subdirector de recursos materiales de Loterías y Apuestas del Estado.

la parada exacta
Estas pruebas se realizan con “bolas de mentira”, es decir, que no son las que el domingo se extraerán, aunque son exactamente iguales que las originales y ayudan a ajustar la parada exacta de los bombos.
Una vez ajustados los motores, ya hoy por la tarde se realizará una prueba con los niños de San Ildefonso, para que “pierdan el miedo escénico”.
El bombo de los números, el de mayor tamaño, tiene un diámetro de 1,58 metros, una altura de 2,64 metros y pesa 850 kilos vacío, a los que se añaden los 300 kilos de las 100.000 bolas que contiene.
El diámetro del de premios es de 0,74 metros, con 1,6 metros de altura y un peso de 400 kilos, y alberga 1.807 bolas.
Cada bola pesa tres gramos y todas son exactamente iguales.
La lotería de Navidad supone alrededor del 50% de las ventas anuales de lotería nacional, según el Anuario del Juego 2012–2013, presentado recientemente por la Universidad Carlos III de Madrid y la Fundación Codere.
El de Navidad es un sorteo “muy especial” para el director del Anuario y profesor de Sociología, José Antonio Gómez, “porque se implica la sociedad en general, con compras individuales, repartos con familiares y amigos, y compras de grandes volúmenes por asociaciones y clubes”.
El sorteo del Niño supone un 13 por ciento y el 36 por ciento restante procede del centenar de sorteos que se celebran habitualmente los jueves y sábados a lo largo del año.

cinco décimos
El consumo total de Lotería Nacional por habitante ha descendido de los 126,40 euros de 2007 a los 106,29 euros que se gastan de media actualmente, lo que supone pasar de comprar cinco décimos en vez de seis.
Entre las causas de la caída, el estudio señala el impacto que ha tenido en los compradores el gravamen del 20% sobre los premios de loterías superiores a 2.500 euros, impuesto a principios de año.

Los bombos de Navidad reciben los últimos ajustes para el sorteo del Gordo