La FEMP advierte de que si hay quitas a las comunidades, el mensaje será: “Todos a endeudarse”

El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias, Abel Caballero | aec
|

El alcalde de Vigo y presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Abel Caballero, aseguró ayer que la posibilidad de que haya quitas en las deudas de las comunidades “es un pésimo mensaje” porque invitará a “todos a endeudarse”.
En una entrevista en la Radio Galega, Caballero consideró que es “imprescindible y necesario” un acuerdo con el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, tras la reunión de hoy, en la que pedirá que los municipios puedan utilizar su superávit sin cortapisas, pues en la actualidad solo es posible vincularlo a proyectos financieramente sostenibles.
“Tiene que haber acuerdo porque no se puede tolerar que las administraciones locales seamos las mejores gestoras de todas las administraciones de España y estemos siendo tratadas con la vara de medir más perjudicial posible”, declaró Abel Caballero.

Necesidades reales
Los ayuntamientos quieren “invertir en las necesidades reales de las ciudades, no en lo que diga el ministro de Hacienda” y por eso analizará mañana, en la sede de la FEMP en Madrid, junto a más de dos centenares de alcaldes el resultado de la reunión, cuando se tomarán las decisiones.
“Es un pésimo mensaje primar a los ineficientes y los incumplidores. No vamos a permanecer impasibles si no se responde a nuestras demandas justas y muy razonadas”, añadió.
En ese sentido, abordó el anuncio de que las comunidades endeudadas tendrán reestructuración de sus deudas, lo que Caballero vincula con “quitas”.

Si se elimina parte de la deuda de algunas comunidades, los ayuntamientos exigirán cantidades similares y, los que no tienen deuda, reclamarán el cobro de la cantidad suprimida en las demás instituciones. “Si se hace tiene que ser para todas las comunidades y todos los ayuntamientos en las mismas proporciones. Los que no tenemos deuda, tenemos que recibir la misma cantidad que nos habrían quitado con la quita”, dijo. “Es un pésimo mensaje, a partir de ahí, todos a endeudarse”, resumió el presidente de la FEMP.
La Federación Española de Municipios y Provincias celebrará mañana una cumbre en Madrid en la que espera congregar a unos 300 alcaldes y cargos locales para presentar un frente común ante el Ministerio de Hacienda, con reclamaciones como la de poder reinvertir el superávit.
Es una demostración de fuerza que Caballero quiere hacer ante Montoro en plena negociación del proyecto de los Presupuestos Generales del Estado para este año, que el Gobierno prevé aprobar antes de Semana Santa.

Caballero y Montoro se reunirán hoy para abordar las reclamaciones locales, pero el dirigente municipal no quiso desconvocar el encuentro de la FEMP del día siguiente. Dependiendo del resultado de la entrevista, la cumbre servirá para informar de los acuerdos alcanzados o para decidir una estrategia reivindicativa.
El presidente de la FEMP considera que hay que adoptar “decisiones urgentes e inaplazables” que tienen que ver con las cuentas de los ayuntamientos, entre ellas la propia reforma del sistema por el que se financian los municipios, que está pendiente al igual que la del modelo de financiación autonómica. Los municipios no quieren perder protagonismo en este debate frente a las autonomías, por lo que piden que las dos negociaciones se desarrollen en paralelo.

La FEMP advierte de que si hay quitas a las comunidades, el mensaje será: “Todos a endeudarse”