Sanidade estudia hacer cribados por edad a los residentes en A Coruña y Santiago

Varias personas caminan por la céntrica calle del Franco en Santiago | aec
|

Los expertos que asesoran a la Xunta desde el inicio de la pandemia y que volverán a sentarse mañana para analizar la situación adoptarán, salvo que haya “alguna sorpresa” en los datos de última hora –algo que no se espera–, medidas específicas para las zonas con peor evolución epidemiológica. El foco estará en las áreas de Santiago y A Coruña, como ya se había adelantado el lunes, y se prevé “actuar” en determinados colectivos y por franjas de edad.

El conselleiro planteó este martes, en esRadio, que se preveía “actuar” por edades y colectivos en estas zonas más afectadas. Sobre la posibilidad de que estas actuaciones incluyan la limitación de movilidad por edades –un paso que para jóvenes ya se ha dado en municipios de Asturias, donde la Consejería de Salud ha pedido a los jóvenes de entre 15 y 25 años de Avilés, Castrillón, Corvera, Carreño, Gozón y Gijón una cuarentena preventiva en la que limiten de manera muy estricta los contactos y salidas de sus domicilios para frenar la trasmisión del nuevo coronavirus–, fuentes de Sanidade indicaron que ninguna opción tiene la puerta cerrada, pero se trata de una cuestión que no ha sido tratada específicamente aún por el comité clínico gallego.

También el conselleiro de Sanidade ratificó posteriormente, en declaraciones a la Cadena Ser, recogidas por Europa Press, que todas las opciones están sobre la mesa de los asesores y la Xunta, aunque, en principio y a falta de que los expertos se vuelvan a reunir, el foco del comité está puesto “no tanto en limitaciones” como “en medidas específicas” para mejorar el diagnóstico en colectivos y grupos de edad que acumulan más contagios.

Esto supondría, explicó Comesaña, incidir en las pruebas de diagnóstico y los cribados por franjas de edad concretas, un paso que ya dio en anteriores ocasiones Sanidade ante brotes concretos registrados en zonas del área coruñesa. Por ejemplo, en Melide se llevó a cabo un cribado masivo entre los jóvenes el pasado mes de agosto tras un repunte de casos vinculado con brotes de Covid-19. En todo caso, habrá que esperar a mañana para ver las medidas concretas que plantea la Xunta para estas zonas y en qué se traduce el “mayor esfuerzo” que, en palabras de García Comesaña, se pedirá a sus vecinos. 

El conselleiro remarcó que los alcaldes de los ayuntamientos que conforman estas áreas –que permanecen bajo especial vigilancia desde la última reunión del comité, este mismo lunes– ya han sido preavisados de que se podrían endurecer las restricciones. 
“La situación en Galicia apunta hacia un crecimiento”, subrayó García Comesaña en su intervención, aunque, con todo, indicó que es “asimétrico”, pues hay partes “en pequeño descenso” o en “estabilización”. 

La incidencia acumulada gallega es, según los últimos datos conocidos, de 201 casos por cada cien mil habitantes a 14 días y de 112,5 a siete, mientras que en España estas cifras son 272 y 141,56, respectivamente. 

 Además, y preguntado por la propuesta de modificación de la ley gallega de salud que se gestiona desde el grupo parlamentario popular, el conselleiro de Sanidade concluyó que es algo que “necesitamos”. Si se considerase obligatorio el antígeno, por ejemplo, un resorte legal sería la “herramienta” a manejar.

Sanidade estudia hacer cribados por edad a los residentes en A Coruña y Santiago