De un extremo y el otro de la cuerda

la formación pontevedresa está formado por músicos procedentes del folk y del jazz
|

La excusa era el folk. Sin embargo, dos de los músicos no habían coqueteado con el género hasta ese momento. Hacían jazz y percusiones ibéricas. Así fue como una y otra parte se subieron a una cuerda que se llama Banda Baile Asalto. Cada parte por un extremo hasta juntarse en el medio y congeniar. En un estilo que el batería Franc Gorriz define como folk “fresco”.

el músico franc gorriz señala que hacen lo que les apetece CON UN repertorio tradicional, QUE rearmonizan, lo llevan a su terreno y le dan una vuelta; lE CAMBIAN LOS RITMOS

El teatro Colón acoge esta noche su puesta en escena. La primera que ofrecen en la ciudad. Tras hora y pico en la AP-9, la banda demostrará en directo, a partir de las ocho y media, que no tienen prejuicios. Que simplemente hacen lo que les apetece y que cogen el repertorio tradicional y lo rearmonizan. Lo llevan a su terreno y le dan una vuelta. Le cambian los ritmos.

La Banda Baile Asalto llevan experimentando desde que un día se juntaron para participar en un festival en Muxía: “Miguel tenía un proyecto con el bajista Javier pero finalmente decidió montar una banda para el concierto y juntó a gente de un lado y del otro”.

Después del último acorde, todos los que participaron en esa cita se bajaron del escenario con la sensación placentera de que “no se podía parar la cosa” en aquel punto de la Costa da Morte. Desde ese instante, no hubo una semana sin ensayo. Con la energía suficiente para alimentar a la música desde distintas perspectivas. Tantas que el grupo no ha parado de evolucionar. Franc cree que dentro de un año sonará de forma diferente porque están pensando en disparar bases e introducir percusiones ibéricas como cachichís o panderos cuadrados. Para hacer más grande la mezcla y hablar con instrumentos de otras partes del mapa.

La importación de estos elementos correrá a cargo de Franc, que es catalán. El batería dice que ya están trabajando en ello pero que de momento es demasiado pronto para presentarlo. Es por eso que se reservan este siguiente paso al estudio, al que tienen pensado entrar en enero para grabar lo que será su primer proyecto discográfico.

 

instrumentales

El miembro señala que su repertorio es heredado de la tradición. La mayoría instrumental pero también tienen temas cantados por Samuel Macía, que además toca el bouzuqui. Su compañero alaba las condiciones vocales del cantante, al que exprimirán más porque se le puede sacar mucho más provecho.

Enmarcado dentro del ciclo “Noites galegas” con el que el Colón pretende ensalzar las nuevas propuestas que florecen en el país, el concierto será una oportunidad para conocer a una formación con base en Pontevedra y con aires catalanes, de Quiroga y hasta lituanos. Que tiene como máximo objetivo pasarlo bien con su público, que la gente se divierta y baile: “Tenemos ganas de que venga a divertirse y que se olvide de lo que hay fuera”, señala.

El grupo Banda Baile Asalto pasará por la ciudad antes de materializar su primer álbum y seguir andando por la misma cuerda que en 2011 decidió juntarlos. Para hacer una parada y regresar con el disco debajo del brazo al directo. Y que los temas ganen soltura de escenario en escenario. Sin prisas.

De un extremo y el otro de la cuerda