Las obras de la renovada ronda de Nelle llegan a su fin esta semana

|

El Ayuntamiento concluirá esta semana las obras en la ronda de Nelle, por lo que quedará terminado el nuevo cruce entre la ronda de Nelle y la avenida de Finisterre. Así lo adelantan fuentes municipales, tras nueve meses desde que dieron comienzo los trabajos previos de la obra de demolición del viaducto de la ronda de Nelle.

Para su realización se estimaba un plazo de ejecución de un año, ya que el calendario marcaba el mes de diciembre como el final de las obras. Sin embargo, la irrupción de la pandemia provocó la paralización de los trabajos durante unos días durante el confinamiento. Aún así, esto no afectó demasiado en los tiempos, y es que, de no haberse parado el trabajo, la obra habría concluido incluso antes.

Durante estas últimas semanas los operarios se centraron en las obras de pavimentación de la calzada, así como el pintado de un paso de peatones que obligó a cortar el tránsito total de vehículos a finales de agosto entre las 23.00 y las 07.00 horas. Además, desde mediados de agosto se procedió a la instalación del carril bici, cuya continuidad está prevista hacia Labañou. Los trabajos más recientes también se centraron en la acera dirección a San Pedro de Mezonzo, que contará con una acerca más ancha y el carril bici pasará por allí.

Aceras anchas y árboles

La imagen de la ronda de Nelle sin viaducto fue celebrada por los vecinos de la zona, que llevaban años reclamando su derribo. La fase de la eliminación del puente, inaugurado en 1978, fue la que más tiempo ganó con respecto al plazo de ejecución inicial. Su estimación reflejaba el empleo de dos meses para el derribo, pero al final fueron dos semanas las necesarias gracias a las excavadoras de gran tamaño que se utilizaron. El cruce estará regulado por semáforos y no se podrá circular por la ronda de Nelle en dirección a Riazor y girar hacia la avenida de Finisterre, entre otras nuevas actuaciones.

La zona contará desde esta semana con un espacio mucho más amplio y favorable para los peatones, con un metro y medio de ancho en las aceras más estrechas, mientras que en el resto será de 3,5 metros en algunos puntos.

Habrá también árboles y bancos de piedra, así como aparcamientos de bicicletas particulares y otro perteneciente al servicio municipal de Bicicoruña. l

Las obras de la renovada ronda de Nelle llegan a su fin esta semana