Cultura busca una alternativa para llenar en la ciudad el hueco del festival Sónar

|

El Ideal Gallego-2011-12-10-013-2459e0c3

     marta garcía márquez > a coruña .

 No habrá Sónar en la ciudad pero sí algo parecido. Eso al menos es lo que está negociando la Concejalía de Cultura estos días con la Xunta. La responsable Ana Fernández ha mantenido distintos encuentros con el conselleiro Roberto Varela para llenar el vacío que deja este festival de música electrónica referente a nivel mundial.
El Sónar dice adiós después de que en la última edición no se cumplieran las expectativas. Desde el área cultural de María Pita son conscientes de que se trataba de un evento importante protagonizado por artistas de primer nivel, por lo que barajan una opción potente con la que satisfacer a un público que ya no podrá bailar al mismo tiempo que en Barcelona. El objetivo está ahora en encontrar un sustitutivo para los que se han quedado huérfanos  sin esta cita en el calendario.
Hay que recordar que el Sónar borraba definitivamente a Galicia del mapa para centrarse en la capital catalana como única sede de la música avanzada los días 14, 15 y 16 de junio, junto a las ciudades de Sao Paulo y Tokyo.
La segunda edición del Sónar se cerraba con malos resultados ya que de los 10.000 espectadores que se esperaban para llegar a un mínimo de rentabilidad, se consiguieron tan solo cerca de 8.400.
Estas cifras hicieron replantearse a los del Sónar la continuidad del festival, que trajo a la ciudad artistas de la talla de LCD Soundystem, Air, Hot Chip, Underworld, Magnetic Man o al productor Shackleton, además de los beneficios que supuso para la hostelería la celebración del mismo ya que el Sónar atrajo a numerosos visitantes que pasaron el fin de semana en la ciudad y produjeron gasto en restaurantes y locales de ocio.
Por esta razón y por el hecho de que A Coruña apareciese emparejada a otros lugares punteros del planeta, el ahora alcalde Carlos Negreira prometía en campaña que pujaría por su mantenimiento en los próximos años.
Sin embargo, desde María Pita asumen la pérdida pero recuerdan que la decisión o no de seguir ofreciendo electrónica en el recinto ferial dependía del propio festival y de la Xunta. Habrá que esperar ahora la fórmula escogida para suplir al Sónar, de la que de momento ni se saben fechas ni se conoce el estilo de música que predominará. Lo único que se tiene claro es el empeño por parte del gobierno local de encontrar un bastón para un trozo de tierra coja en espectáculos musicales. A la ausencia del Sónar, hay que sumarle la carencia de citas en directo de gran formato que se viene notando en los últimos meses.
A raíz de la crisis, los principales nombres de la escena nacional prefieren recintos más pequeños para presentar sus trabajos ante la posibilidad de fracaso. En este sentido, el Coliseo dejó de ser una plataforma por la que se pasaban todos los años un par de artistas de fama internacional para cubrir su papel con cantantes y grupos españoles y alguna que otra propuesta intercalada de mayor calado.

Cifras > Si bien el Sónar despuntaba en la ciudad en 2010 con un total de 14.000 espectadores moviéndose con los ritmos electrónicos, la segunda edición –fuera ya del programa del Xacobeo– dejaba al festival en números rojos. Tan solo 2.500 personas acudían en la primera jornada para ver a Underworld y otras 5.900 hacían acto de presencia en el día más fuerte para danzar con M.I.A. o James Murphy. De nada valió entonces la intención del codirector Ricard Robles que aseguraba que la de 2011 era solo la primera de un largo etcétera de ediciones en la ciudad. El festival había cavado su propia tumba.


 

Cultura busca una alternativa para llenar en la ciudad el hueco del festival Sónar