Feijóo cambia la ley energética para potenciar y rebajar los costes eólicos

GRA173. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 10/04/2014.- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, (c) acompañado por el conselleiro de Economía, Francisco Conde, al comienzo de la rueda de prensa en la que explicó los
|

La Xunta acordó ayer un conjunto de medidas para la adaptación a Galicia al nuevo marco energético estatal, que tratan de que la comunidad recupere el liderazgo en el sector eólico y entre las que figura una reforma legislativa para abaratar los costes de las empresas del sector de las energías renovables.
Con esta reforma, según avanzó el presidente gallego Alberto Núñez Feijóo, los proyectos eólicos no pagarán avales hasta que comience su construcción, lo que supondrá, según sus cálculos, un ahorro de 24.000 euros anuales.
El presidente y el conselleiro de Economía e Industria, Francisco Conde, explicaron ayer estas decisiones del Consello da Xunta, que acordó modificar una ley de 2009 para impulsar los parques eólicos.
Feijóo explicó que las medidas obedecen al nuevo marco energético español, que está condicionado por una instalación “excesiva e improvisada” de la potencia eléctrica en España y para hacer frente a las deudas del sistema, que comprometen el gasto público, y que ascienden a 30.000 millones de euros.
El jefe del Ejecutivo, que destacó que hoy en día el 66% de la energía que consume Galicia procede de las renovables, subrayó que es preciso recuperar el liderazgo eólico y puso de relieve que 2013 fue el año de mayor producción en la comunidad desde que hay registros, un 38% más que el año anterior.

Por encima de la media
Tras señalar que Galicia produce por encima de la media de España y que los parques gallegos son más “eficientes”, anticipó que las medidas supondrán menos cargas financieras para estos molinos, a través de la modificación de la ley que regula el sector.
De esta forma, explicó, se abaratarán los costes de los parques, puesto que los avales que deben depositar, en lugar de en el momento de la concesión, se formalizarán con la construcción, lo que, calculó, posibilitará un ahorro de unos 24.000 euros anuales en un parque de 25 megavatios.
También subrayó que los titulares de los parques autorizados antes de la entrada en vigor de la ley podrán solicitar la devolución de los avales siempre que no hayan comenzado la construcción.
Asimismo avanzó un decreto que se está ultimando para favorecer el sector, y que apuesta por agilizar la repotenciación de los molinos. Se trata de incentivar la sustitución de las actuales máquinas, para que haya menos, pero con más potencia, lo que repercutiría en una disminución del canon eólico y, al mismo tiempo, una merma de la contaminación paisajística que causan los molinos en Galicia.
Igualmente, estos parques que acepten la repotenciación podrán incrementar entre un 10 y un 155 la potencia instalada.
Estas medidas, dijo, posibilitarán que los proyectos eólicos de Galicia estén preparados para “recuperar el liderazgo” del sector y consolidar la apuesta por las energías renovables.
Por su parte, Conde señaló que estas medidas revelan la “renovación de la apuesta” de la Xunta por el eólico e insistió en que trabaja con él para otorgarles facilidades fiscales, técnicas, administrativas y financieras.

Feijóo cambia la ley energética para potenciar y rebajar los costes eólicos