Un ágora artística donde lo importante son las obras y las historias que pretenden contar

El Ideal Gallego-2019-10-05-036-98622712

Un ágora de arte donde lo que importa no son los nombres, sino “el cuerpo de trabajo y el diálogo, el trabajo tiene que ser protagonista”, junto a la “historia” que el artista pretende contar. Este es el mantra de la galería Spazo y de sus exposiciones. 

Ayer inauguraron una nueva muestra, en la que se entremezclan obras varias de diversos artistas, entre los que se encuentran Ferró, María Vérez, Pepe Ventureira, Pilar Cotón, Julio Pereira, Patricia Saavedra, Santiago Lloveres, Rosa María Martínez, además del propietario de la galería, Daniel Agra.

Tal y como explica el propio Agra, los artistas exponen “de uno a tres meses” en Spazo, por lo que estas exposiciones mantienen y rotan artistas. En concreto en la inaugurada ayer, se mantienen Lloveres, Pereira, Martínez y Saavedra; y se estrenan Ferró, Vérez, Ventureira y Cotón. 

La fotografía urbana y natural de Ventureira, junto a la artística de Vérez; y las obras pictóricas de Ferró y Cotón son las que se estrenan en Spazo y que podrán ser visitadas hasta final de mes en esta galería, sita en la avenida de Os Mallos. Además, Agra destaca “el buen ambiente y compañerismo que se respira” entre los artistas que colaboran en la exposición, que en esta ocasión se denominará “Caiopea”, para seguir la línea de denominación de las últimas muestras, ya que la anterior, por ejemplo, se llamó “Perseidas”.

Agra recalca que lo que busca con estas muestras en su galería es juntar la obra de artistas diferentes, pero en las cuales lo importante sean las propias piezas. “El trabajo tiene que ser el verdadero protagonista”, repite el galerista, al hablar de su espacio, el cual quiere convertir en una suerte de ágora artística, al estilo de reconocidas galerías de arte del resto de Europa, “y que sea accesible a todo el mundo”.

“Si trae una historia que nos quieras contar, si nos traes trabajo, diálogo, me va a dar igual que te llames Pepito o Menganito, serás bienvenido en Spazo”, relata Agra sobre las alineaciones de artistas que conforma para cada colección. En este sentido, señala que son los artistas los que acuden a la galería y que ésta no cuenta “con un fondo”, ya que “el fondo son los artistas”.  “Si alguien viene porque le gustó una obra y está interesado en comprar algo similar, le pongo en contacto con el propio artista”, relata el galerista. “Como en cada muestra hay gente nueva, cada vez vienen visitantes nuevos, más allá de los amigos de la galería y de los artistas, que quieren conocer y a los que les encanta interactuar con la obra de los artistas”, señala Agra.

Colectivos
Además, “Casiopea” se complementa con obras de dos colectivos, con los que demostrar que “el arte no tiene por qué ser de una sola manera, sino que se pueden amalgamar muchas ideas”. 

Por eso, el colectivo Aurin, expone “miniaturas”, que se mueven entre “joyerías” y “detalles únicos”, muy pequeños, “que muchas veces no tienen hueco en espacios expositivos”, dice Agra. El colectivo B-612 es un proyecto de la galería, en la que se muestran obras creadas por "niños y niñas de hasta 16 años" que quieren exponer sus primeros trabajos.

Un ágora artística donde lo importante son las obras y las historias que pretenden contar

Te puede interesar