Prado confía en que el “agujero” de O Parrote esté al fin cubierto en verano

el ayuntamiento asegura que el ritmo de los trabajos en o parrote es bueno quintana
|

Los coruñeses dejarán de ver el agujero de O Parrote en verano. Tras casi cinco años con el suelo levantado, el buen ritmo de las obras permitirá que este esté cubierto en unos meses. Así lo aseguró ayer el teniente de alcalde de Infraestructuras, Martín Fernández Prado, que explica que, a partir de ahora, se empezará a apreciar cómo el subterráneo toma forma.

La obra está divida en dos zonas: el espacio en el que se proyectó originalmente el aparcamiento, más próximo a Puerta Real, y la zona de La Solana, por donde se amplió posteriormente el párking para garantizar la conservación de la muralla, y mantener al mismo tiempo el número de estacionamientos. El tramo más avanzado es el que se encuentra próximo a La Marina, donde, según el edil, ya está hecha la solera y la cimentación, es decir, “la parte más sucia”.

Las obras continuarán con               la colocación de estructuras prefabricadas

A partir de ahora, según Fernández Prado, la obra entrará en una fase “más rápida” con el inicio de la construcción del aparcamiento, que se realizará a base de estructuras prefabricadas, incluidos los pilares. Además, debido al volumen de trabajo, está previsto que el número de operarios pase de los 60 actuales a 100 durante el verano. Será entre agosto y septiembre cuando, según el edil, estará lista esta parte del proyecto.

Faltaría por completar los trabajos en el tramo del párking más próximo a La Solana, así como el túnel. Fernández Prado señaló ayer que se acordó con los responsables de las instalaciones deportivas que el grueso de los trabajos se ejecuten una vez finalice la temporada de verano, para no entorpecer el acceso y el disfrute de las mismas a sus socios.

El Ayuntamiento confía en que el aparcamiento, el túnel y los trabajos de urbanización del entorno estén acabadas en la primavera de 2014. “Es una obra ilusionante”, destacó el teniente de alcalde, que cree que se trata de un proyecto que requiere un “enorme esfuerzo”, pero que “o se hacía ahora o no se podría realizar en los próximos 50 años”.

El edil considera que el proyecto que acordaron la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento supone “darle la vuelta a un problema para convertirlo en una oportunidad”. Recuerda que, además del aparcamiento subterráneo, que tendrá 610 plazas distribuidas en dos plantas, el proyecto incluye la construcción de un túnel de 650 metros, con entrada por Puerta Real y salida en La Solana. El plan incluye un edificio para usos terciarios contiguo al muro del hotel Finisterre, y la urbanización de la zona de la dársena, que pasará a ser completamente peatonal.

 

plan general

Fernández Prado también valoró ayer la aprobación, por parte de la Xunta, del nuevo Plan de Ordenación Municipal (PGOM), que entrará en vigor la primera semana de abril.

El documento, diseñado por el urbanista catalán Joan Busquets, servirá, según el edil, “para dejar de hablar de un urbanismo de pleitos” y dar paso “a un urbanismo de los espacios públicos y de calidad”. También servirá para “animar tanto a inversores públicos como a privados a emprender proyectos”, ya que se incluyen cambios en las normas urbanísticas, como la eliminación de una altura mínima en los bajos para establecer un negocio.

El hecho de que la Xunta haya ordenado introducir más cambios en el PGOM suscitó ayer las dudas de Anova, que demandó al Ayuntamiento que haga públicas las modificaciones.

 

Prado confía en que el “agujero” de O Parrote esté al fin cubierto en verano