El PP y Cs sientan a Vox en la mesa del Parlamento de Andalucía, que presidirá Marta Bosquet

GRAF2764 SEVILLA, 27/12/2018.- El líder del PP-A, Juanma Moreno (i), y el juez Francisco Serrano (d), cabeza de lista de Vox, se felicitan mutuamente en el Parlamento de Andalucía en Sevilla tras la sesión constitutiva de la XI Legisl
|

La diputada de Ciudadanos (Cs) por Almería Marta Bosquet se convirtió en la tercera presidenta del Parlamento andaluz de la historia de la autonomía, al haber sido elegida para el cargo con los votos de 59 de los 109 diputados, que corresponden a los veintiséis del PP-A, los veintiuno del partido “naranja” y los doce de Vox, que, a su vez, obtuvo un puesto en la mesa gracias al apoyo de populares y naranjas.

En virtud del acuerdo alcanzado entre dichas tres fuerzas parlamentarias, la Mesa de la Cámara autonómica contará con mayoría de PP-A, Cs y Vox, ya que entre los tres grupos acaparan cinco de los siete puestos del órgano de gobierno del Parlamento, mientras que el PSOE-A ocupa los dos restantes y Adelante Andalucía se quedó sin representación en el mismo.

El resultado de las votaciones para la Mesa de la Cámara supone el primer paso efectivo del acuerdo completado este pasado miércoles entre PP-A y Cs que, con la aquiescencia también de Vox, como ocurrió en esta sesión constitutiva de la Cámara, puede llevar por primera vez a un candidato ajeno al PSOE-A a la Presidencia de la Junta de Andalucía; en concreto, al líder del PP-A, Juanma Moreno.

Pluralidad y generosidad
En la votación para la Presidencia del Parlamento, Marta Bosquet se impuso a la diputada por Cádiz Inmaculada Nieto, candidata propuesta por Adelante Andalucía, logró cincuenta votos, que responden a los que suman los parlamentarios del PSOE-A y de la confluencia, 33 y 17 diputados, respectivamente, ya que los socialistas optaron por no presentar ninguna candidatura apelando a la “pluralidad y a la generosidad que requiere un momento como este”.

Esperanza Oña (PP-A) fue elegida vicepresidenta primera del Parlamento con 34 votos, Teresa Jiménez (PSOE-A) se alzó con la Vicepresidencia Segunda merced a los votos de los 33 diputados de su grupo, y Julio Díaz quedó tercero en la votación con un total de 25 votos.

Finalmente, Verónica Pérez (PSOE-A), Manuel Andrés González (PP-A) y Manuel Gavira Florentino (Vox), fueron elegidos como secretarios primero, segundo y tercero de la Mesa.

Esta circunstancia motivó una queja de Adelante Andalucía, trasladada en el propio Pleno, a través del “número dos” de la confluencia y coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, quien inmediatamente después de proclamarse el resultado de las votaciones para las secretarías pidió la palabra para apelar al cumplimiento del artículo 36 del Reglamento, que establece que todos los grupos tienen derecho a estar presentes en la Mesa.

Además, Maíllo, acusó a la recién elegida presidenta del Parlamento, Marta Bosquet, de conceder “la primera amnistía” a Vox “al evitarles el trago de tener que acatar el Estatuto, durante el momento de prometer el cargo.

Bosquet pidió que el juramento se hiciera desde los escaños en lugar que desde la tribuna, como es habitual, en presencia de un ejemplar de la Constitución y del Estatuto de Autonomía. La nueva presidenta argumentó dicha decisión en ahorrar tiempo.

“Desde las propias instituciones de la autonomía andaluza se está procediendo al desmantelamiento del autogobierno y de las propias instituciones y lo ha empezado la presidenta del Parlamento, que ha concedido a Vox la primera amnistía para evitarle el trago de tener que acatar el Estatuto”, apuntó.

Un duro rifirrafe
De su lado, y tras un duro rifirrafe que paró la sesión por unos minutos, la presidenta de la Cámara insistió en que la decisión de tomar posesión desde los escaños ya estaba tomada y que todos los diputados podrán añadir a la fórmula establecida “lo que quieran decir”, de modo que así “no se coarta nada en absoluto”.

La mayoría de los diputados de Adelante Andalucía añadieron a la fórmula establecida alguna declaración de intenciones relativa a la igualdad, a la libertad, los derechos de los trabajadores y de los inmigrantes.

Concretamente, Teresa Rodríguez, sin despegar la mirada de los diputados de Vox, sentados a su izquierda en la sesión constitutiva, afirmó que promete lealmente desempeñar el cargo y acatar la Constitución y el Estatuto, “y prometo defender a las personas más débiles de esta tierra frente a la cobardía del racismo, de la xenofobia, la transfobia, de la homofobia y del machismo”.

Por su parte, la mayoría de los diputados de Vox juraron “por España” el cargo. El más profuso fue Rodrigo Alonso Fernández, que juró con su “conciencia y honor”.

El PP y Cs sientan a Vox en la mesa del Parlamento de Andalucía, que presidirá Marta Bosquet