Un tique en la bolsa de la basura que cuesta 600 euros de multa

|

Varios establecimientos de hostelería de la zona centro han sido multados, con 600 euros, por la Policía Local después de que los agentes encontrasen un tique de cada establecimiento en bolsas de basura, que, según la denuncia, estaban fuera de los contenedores. Los propietarios, que aseguran que están más que sorprendidos, niegan que esas bolsas con los residuos sean suyas.
Los hechos sucedieron de madrugada, y, en algún caso, una vez que los policías fueron requeridos por personal del servicio de limpieza viaria.
Según explicaron los agentes a los propietarios y tal como se recoge en los hechos denunciados, los policías encontraron en las bolsas de basura, de grandes dimensiones y situadas junto a los colectores de residuos, un tique de cada uno de los establecimientos sancionados. Además, los agentes explicaron que en el momento de personarse en el lugar existía espacio libre en los colectores de basura, lo que les llevó a continuar con el proceso de denuncia. 
Como era de madrugada y los locales estaban cerrados, los miembros de la Policía Local volvieron dos semanas después para llevar a cabo la identificación de los propietarios de los establecimientos.
Aunque la sanción puede llegar hasta los 750 euros, en estos casos fue de 600, una cantidad que de todos modos es “desproporcionada”, según uno de los afectados. 
Al menos uno de los propietarios de estos locales tiene pensado recurrir la multa en los próximos días, ya que asegura que nunca depositan las bolsas de basura fuera de los contenedores subterráneos de la plaza de San Andrés.

Rechazo
Además de rechazar incurrir en esta práctica, consideran que si las bolsas procediesen de sus establecimientos “contendrían muchos más tiques”. Además, denuncia que los contenedores subterráneos de la zona centro se encuentran muchos días “desbordados”, principalmente los fines de semana.
Hace unos meses, la Policía Local, inició a través de la Patrulla Verde una campaña para explicar las directrices para mejorar la recogida de residuos urbanos, y que tuvo como principales destinatarios a los establecimientos dedicados a la hostelería de la zona centro de la ciudad.
El Gobierno municipal hizo especial incidencia en el momento de difusión de la campaña sobre la separación en origen de los residuos para facilitar tanto la recogida como la separación y reciclaje de los mismos. Además, dentro del refuerzo en la recogida de la basura, se especificaron unos horarios concretos para depositar los desechos. l

Un tique en la bolsa de la basura que cuesta 600 euros de multa