La comarca de A Coruña disfrutará del verano con más banderas azules de su historia

|

Aunque de momento, el frío y los cielos nublados no permitan disfrutar de ellas como querría la mayor parte de los coruñeses, lo cierto es este año habrá más arena que nunca para disfrutar. Y si el cielo se vuelve gris, por los menos los veraneantes pueden confiar en que las playas sigan azules, haga el tiempo que haga. Lo garantizan las dieciocho banderas azules que ondean a lo largo de la costa metropolitana. Este año, la Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Aedac) ha otorgado al área dos enseñas más, lo que eleva el atractivo turístico de la zona.
A Coruña conserva sus banderas para todos los arenales urbanos, desde Riazor a Oza, igual que el vecino municipio de Oleiros, pero la novedad es que, por primera vez, el Ayuntamiento de Arteixo los supera, aportando al área metropolitana más enseñas azules que nadie, gracias a sus seis playas, una más de las que puede alardear el ayuntamiento herculino. El logro es notable si se tiene en cuenta que el año pasado, la costa arteixana no tenía ninguna bandera azul.
Esto es debido a que el anterior ejecutivo había decidido no presentarse cuando asumió el gobierno autonómico. El parón de cuatro años terminó en 2011, cuando por fin el nuevo ejecutivo local que actualmente encabeza Carlos Calvelo decidió presentarse al concurso recuperando no solo las cuatro banderas que había lucido en su día, sino también consiguiendo el distintivo para otros dos arenales, los de Barrañán y O Reiro.

iso 14.000
Sin embargo, hay que recordar que A Coruña cuenta con las ISO 14.000, la certificación de calidad de la Asociación Española de Normalización y Certificación (Aenor). Fuentes consultadas señalan que, aunque la bandera azul ha calado mucho en Galicia como símbolo de calidad de las aguas, lo cierto es que es más difícil obtener la ISO 14.000, porque cada año aumentan un poco más los niveles de calidad que se exigen para obtenerla. Además del agua, algunos de los demás factores que se tienen en cuenta para obtener el distintivo azul son las instalaciones, como rampas para los accesos, aseos públicos, servicio de recogida de basuras y socorristas.
Los expertos señalan que, si se tiene una canalización de aguas residuales adecuada, la calidad suele mantenerse, lo cual explica por que Sada, cuyas alcantarillas desaguan directamente a los arenales, no haya contribuido con ninguna bandera a este nuevo récord. Pero incluso en el caso de las playas habitualmente limpias pueden haber algún disgusto, como fue el caso de Razo, en Carballo, que recibió a los técnicos de Aedac justo el día en que sufrió un sentinazo de un barco. “Ese es el mayor peligro porque si no, el mar lo limpia muy rápido”, señalan los entendidos.

puertos deportivos
De lo que sí puede enorgullecerse Sada es de su club náutico, que contará con su propia bandera azul de manera que, aunque los bañistas seguirán teniendo que chapotear en aguas fecales, por lo menos los elegantes yates y lanchas que recalen en Sada mantendrán sus cascos impolutos cada vez que atraquen en los muelles.
Lo mismo puede decirse de los dos puertos deportivos con los que cuenta la ciudad herculina, el Real Club Náutico y la Marina, que también han recibido la bandera azul de Aedac. Incluso entre tanto mástil luciendo coloridos pabellones, es una enseña que destaca. Sobre todo, contra un cielo gris como el coruñés

La comarca de A Coruña disfrutará del verano con más banderas azules de su historia