El alcalde reconoce que hay 49 millones en caja, pero dice que ya están comprometidos

|

El Ideal Gallego-2011-07-19-003-3eb465bap. g. l./c. r. > a coruña
  La guerra por las cuentas del Ayuntamiento continúa en María Pita con un nuevo baile de cifras. Ayer, la portavoz del PSOE, Mar Barcón, mostró un documento oficial firmado por el interventor general y el tesorero en el que se acredita que, a las 9.00 horas del pasado 10 de junio, había en las arcas municipales 49.150.871,39 euros. La socialista cree que el gobierno local puede emplear este dinero para pagar la deuda de la que habla el alcalde, Carlos Negreira, y que la ex diputada niega “rotundamente”. Pero, el primer edil, aunque reconoce que existe esa cantidad en las cuentas bancarias municipales, asegura que esos ahorros ya están comprometidos para hacer frente al presupuesto municipal de este año, por lo que no se podría utilizar para liquidar el “agujero del bipartito”.
El regidor explicó que los cerca de 50 millones a los que se refiere Barcón están reservados para asumir los gastos que ya fueron planificados previamente dentro del presupuesto ordinario del Ayuntamiento para 2011, que asciende a 315 millones de euros. Según Negreira, el problema no se encuentra ahí, sino en las facturas pendientes de pago que los populares “se encontraron en los cajones” cuando asumieron el mando, ya que éstas no habían sido contabilizadas por el anterior gobierno local dentro de las cuentas ordinarias de la administración para este año.

Pagos pendientes >
El alcalde asegura que la deuda del Ayuntamiento asciende a 44 millones de euros, y que se divide en los 28 millones de los recibos imprevistos sin pagar, y los 16 que el Estado pagó de más a la ciudad en los años 2008 y 2009. “Si tenemos 1,2 millones en partidas de personal que no estaban previstos, tenemos un problema; si tenemos más de 6 millones para el transporte que no estaban previstos, tenemos un problema, y lo mismo ocurre con los 8,2 millones de Someso, más los intereses de la demora”, denunció el regidor.
El Ayuntamiento sostiene que para hacer frente al pago de 44 millones sólo dispone de 8,5 millones de remanente de tesorería, correspondientes al ejercicio del año pasado. Además, reiteran que la deuda futura puede ser “todavía mayor”, ya que el departamento de asesoría jurídica “comprobó que existen 78 millones en contingencias urbanísticas y pleitos judiciales que están pendientes de resolverse”.

“Irresponsabilidad” > Las cifras que maneja la portavoz del PSOE sobre los ahorros municipales son las mismas que maneja el primer edil popular, pero vistas de una forma diferente. La socialista sostiene que el certificado del arqueo del 10 de junio –firmado por el anterior regidor Javier Losada– demuestra “la irresponsabilidad y la frivolidad de las manifestaciones del nuevo alcalde”. Según Barcón, Negreira ha podido emplear esos cerca de 50 millones en dinero líquido “para lo que ha querido, para pagar facturas o para gastar en obras o invertir”.
La responsable del grupo socialista indica que, además de esta cantidad, el gobierno local cuenta con los más de ocho millones de remanente de tesorería, además de una parte pendiente de la recaudación del impuesto de vehículos. “Es indignante y una irresponsabilidad que el alcalde maneje y manipule las cifras para intentar introducir temor”, denunció la ex concejala de Urbanismo, que defiende que la administración municipal “es un ayuntamiento solvente, con fortaleza financiera y con recursos para hacer frente a las facturas ya afrontar las inversiones planificadas”.
Para Barcón, las declaraciones del PP sobre el agujero negro del gobierno local “forma parte de una cortina de humo con la que el nuevo alcalde quiere tapar el bochornoso espectáculo que ha ofrecido a los coruñeses con su sueldazo, o para justificar recortes que no son necesarios”. Critica que el regidor realice estas declaraciones “sin un solo dato o papel”, y lo acusa de haber paralizado al actividad en el Ayuntamiento. Por eso, la portavoz socialista insta a Carlos Negreira a “dejar de jugar a gobernar y empezar a hacerlo”, y “a no dedicarse a utilizar los número de forma torticera, ocultando información”.

El alcalde reconoce que hay 49 millones en caja, pero dice que ya están comprometidos